Cómo tratar el síndrome del túnel carpiano

¿Sientes dolor en tu mano, muñeca o brazo y sospechas que se trata del síndrome del túnel carpiano? ¿Cuáles son los síntomas, el diagnóstico y el tratamiento del síndrome del túnel carpiano? ¿Existen algunas recomendaciones alternativas para poder aliviar el dolor rápidamente de manera casera?

El síndrome del túnel carpiano es una afección que genera dolor, entumecimiento y hormigueo en la zona de la mano y el brazo. Sucede cuando el nervio mediano de la mano se comprime a lo largo de la muñeca.

En la mayoría de los casos, el síndrome del túnel carpiano suele empeorar con el paso del tiempo, por lo que un diagnóstico a tiempo puede facilitar su tratamiento. En sus fases tempranas, se puede tratar con métodos conservadores, como férulas o evitando ciertas actividades.

Síntomas del síndrome del túnel carpiano

Los síntomas del síndrome del túnel carpiano se suelen manifestar cuando se sostiene un teléfono, un libro o cuando se sujeta el volante de un vehículo.

  • Entumecimiento, hormigueo, ardor y dolor, sobre todo en los dedos pulgar e índice, corazón y anular.
  • Sensaciones eventuales similares a golpes que afectan a los dedos pulgar, índice, corazón y anular.
  • Dolor o cosquilleo que puede alcanzar hasta el hombro.
  • Debilidad y torpeza en la mano que dificulta actividades cotidianas, como abrochar los botones de una camisa.

Los síntomas del síndrome carpiano suelen surgir gradualmente, sin una lesión aparente que los provoque. Muchos pacientes experimentan la aparición y desaparición repentina de sus síntomas. No obstante, los síntomas se van haciendo más persistentes a medida que empeora la afección.

Los síntomas nocturnos son muy frecuentes, dado que mucha gente acostumbra a dormir con las muñecas dobladas.

Además, el síndrome del túnel carpiano parece incrementar el riesgo de padecer migraña, y la migraña parece ser más propensa a aparecer en aquellas personas afectadas por el síndrome del túnel carpiano.

regresar al menú ↑

Diagnóstico del síndrome del túnel carpiano

Tu médico te entrevistará y te realizará una o más de las siguientes pruebas para determinar si realmente tienes el síndrome del túnel carpían:

  • Revisión de síntomas. El doctor empezará por revisar tu historial de síntomas. Es posible que el nervio no proporcione sensibilidad a un dedo concreto, y que reporte un problema diferente al síndome del túnel carpiano.
  • Revisión física. El examen físico realizado por tu doctor le ayudará a determinar la sensibilidad y fuerza de los músculos de tu mano.
  • Radiografía. Algunos médicos optan por realizar una radiografía para descartar otras causas del dolor en la mueñeca.
  • Electromiograma. Con este test se miden las pequeñas descargas eléctricas que tienen lugar en los músculos. Insertando un electrodo en los músculos afectados, se puede evaluar la actividad eléctrica cuando los músculos se contraen y extienden. Sirve tanto para detectar la razón del daño muscular, así como para excluir otras afecciones.
  • Estudio de la conducción nerviosa. Similar al electromiograma, se adhieren dos electrodos a la piel y se pasa una pequeña descarga eléctrica para comprar si los impulsos se ralentizan en el túnel carpiano.
regresar al menú ↑

Tratamiento del síndrome del túnel carpiano

Es importante empezar a tratar el síndrome del túnel carpiano tan pronto como se detecte o en cuanto comiencen a aparecer los primeros síntomas.

Es recomendable que las manos descansen frecuentemente, evitando actividades que puedan agravar los síntomas. Además, puedes aplicar compresas frías para reducir a inflamación de las manos.

Entre las alternativas para tratar el síndrome del túnel carpiano también se incluyen:

  • Férulas para la muñeca.
  • Medicamentos.
  • Cirugía

Los tratamientos conservadores, como el uso de férulas, solo es efectivo si los síntomas han sido leves o moderados en los últimos 10 meses.

Terapia sin cirugía para el síndrome del túnel carpiano

Cuando se diagnostica pronto, el síndrome del túnel carpiano puede ser tratado mediante métodos no quirúrgicos que pueden ayudar a su sanción. Entre ellos, encontramos:

  • Férulas para la muñeca. Inmoviliza la muñeca mientras duermes para aliviar los síntomas de hormigueo y entumecimiento.
  • Medicamentos. Los antiinflamatorios no esteroides, como el ibuprofeno, pueden ser de utilidad para calmar el dolor a corto plazo.
  • Corticosteroides. Se aplica mediante inyección y puede ser útil para calmar el dolor. Es posible que tu doctor emplee ultrasonidos para guiar estas inyecciones. Los corticosteroides disminuyen la inflamación y el hinchazón, aliviando la presión sobre el nervio mediano.
regresar al menú ↑

Cirugía para el síndrome del túnel carpiano

La cirugía es la opción más recomendada por los médicos si los síntomas son graves y no responden a la aplicación de otros tratamientos.

Esta cirugía se centra en cortar el ligamento presionando sobere el nevio mediano para la aliviar la presión.

Para realizarla, existen dos técnicas diferentes:

  • Cirugía endoscópica. Se utiliza un endoscopio (un dispositivo similar a un telescopio con una cámara conectada) para cortar el ligamento a través de varias incisiones en la mano o muñeca afectada. Esta cirugía puede causar menos dolor que la cirugía abierta durante el postoperatorio.
  • Cirugía abierta. Se realiza una incisión en la palma de tu mano afectada y se corta el ligamento para liberar el nervio.

Podrás discutir con tu médico los riesgos y beneficios antes de la cirugía. Los riesgos más importantes son:

  • Liberación incompleta del ligamento.
  • Infecciones en las heridas.
  • Aparición de cicatriz.
  • Lesiones nerviosas o vasculares.

Durante el proceso de curación tras la intervención quirúrgica, los tejidos del ligamento vuelven a crecer poco a poco a la vez que permiten más espacio para el nervio. Se trata de un proceso de curación interna que suele durar algunos meses, mientras que la piel se cura en pocas semanas.

regresar al menú ↑

Remedios caseros para el síndrome del túnel carpiano

Para aliviar temporalmente los síntomas del síndrome del túnel carpiano, puedes probar lo siguiente:

  • Permite que tus manos descansen, sobre todo cuando estén implicadas actividades que requieran de su uso prolongado.
  • Baja de peso si tienes sobre peso u obesidad. Puedes empezar por comer sano o por hacer algo de ejercicio frecuente.
  • Realiza algunos ejercicios, como girar tus muñecas y estirar las palmas y los dedos.
  • Toma algún analgésico, como ibuprofeno o aspirina.
  • Utiliza una férula cuando duermas.
  • Evita aplicar demasiado peso sobre tus manos.

Si el dolor, el entumecimiento o la debilidad permanecen durante un tiempo, consulta a tu médico.

regresar al menú ↑

Medicina alternativa para el síndrome del túnel carpiano

Algunas terapias alternativas se pueden incluir en tu plan de tratamiento. Puedes probar uno o varios hasta encontrar el que mejor se adapta a ti, pero siempre es importante consultar con un doctor cuál es el tratamiento complementario que mejor puedes utilizar.

  • Yoga. Enfocado en fortalecer, estirar y equilibrar el tren superior del cuerpo, también puede ser utilizado para reducir el dolor y aumentar la fuerza del agarre.
  • Terapia de manos. Existen ciertas terapias orientadas a minimizar los síntomas del síndrome del túnel carpiano.
  • Terapia por ultrasonidos. Su objetivo es elevar la temperatura de una zona concreta del tejido corporal par aliviar el dolor y facilitar la cicatrización.
Hazlo Fácilmente