Cómo ser una persona saludable

¿Sueñas con una vida saludable y te has decidido ya a dar el primer paso para sentirte mejor? ¿Cuáles son los beneficios y por qué tú también deberías empezar ya a llevar un estilo de vida saludable? ¿Cómo conseguir sentirte mejor y cuáles son las áreas a las que afecta tu bienestar?

La vida es como una montaña rusa: unas veces estamos arriba y otras veces abajo. Todo depende de cómo decidas tú sentirte.

Sentir cansancio físico o malestar, puede ser causa (o consecuencia) de tus propios sentimientos. Esa es la razón, por la que encontrando un equilibrio entre tu cuerpo, tu mente y el entorno que te rodea, suele ser el atajo para sentirte una persona con motivación necesaria para llevar una vida sana y saludable.

Cómo conseguir bienestar físico

Hidrátate

Mantener unos buenos niveles de hidratación hace que te sientas mejor y que todo funcione como es debido. Beber agua es importante no solo cuando tenemos sed, sino también cuando hace mucho calor o te implicas en una dura actividad física.

Muévete

El ejercicio habitual es una manera estupenda de mantenerse en forma y de dormir adecuadamente. Haciendo ejercicio se liberan endorfinas y serotonina que reducen la sensación de depresión, mejoran tu humor y te ayudan a experimentar mayor felicidad  y a sentirte con mejor autoestima.

Nútrete

Además de comer saludablemente, también tienes que orientar tu dieta a ser equilibrada. Eres lo que comes, por lo que es imprescindible hacer, como mínimo, 3 comidas al día. Una dieta saludable debe incluir frutas y verduras, proteínas magras, hidratos de carbono complejos, grasas sanas y fibra. También es necesario incluir alimentos ricos en calcio y vitamina D.

Evita los azúcares refinados, los alimentos procesados, las grasas trans y las bebidas azucaradas .

Descansa

El descanso es esencial para la recuperación de la mente y el cuerpo. Mediante el sueño liberamos estrés del día a día, por lo que es crucial dormir durante de 7 a 9 horas.

Si sufres insomnio o tienes dificultades para descansar, puedes hablar con tu médico. Además de asesorarte, si lo necesitas, un doctor puede prescribirte medicamentos que te ayuden a dormir mejor.

regresar al menú ↑

Cómo conseguir bienestar social

Colabora

Usar tu tiempo, energía y dinero para ayudar a otros es lo que se conoce como filantropía. Además de hacer el bien por los demás, esto también te reporta un sentimiento de perspectiva y propósito. Es una forma excepcional de reducir la ansiedad y el estrés, al mismo tiempo que conectas con otras personas.

Relájate

Hacer algo que te relaje o te divierta puede ser una forma de sentirte mejor. Tan solo céntrate en alguna fantasía que te reconforte o en algún objeto que te devuelva algún recuerdo maravilloso. ¡Siempre es buen momento para dejar a un lado el estrés!

Supérate

Todos tenemos sueños que podemos alcanzar y lograr. Pueden ser objetivos a corto, medio o largo plazo. Ya sea empezar a tocar un instrumento musical o limpiar tu habitación, solo esfuérzate en encontrar una actividad saludable y que te mantenga feliz mientras la completas.

regresar al menú ↑

Cómo conseguir bienestar psicológico

Detecta lo que te agota

Si estás afrontando alguna dificultad o estás bajo una situación de estrés extendida en el tiempo, es normal que sientas agotamiento.

Algunos síntomas frecuentes de que necesitas un respiro son:

  • Irritabilidad.
  • Fatiga.
  • Depresión.
  • Cinismo.

Si sientes que estás llegando a tu límite, tan solo tómate tu tiempo para descansar y cuidarte. Exigirte demasiado solo hará que te sientas peor y que acabes siendo menos productivo.

Sustituye los pensamientos negativos por unos más neutrales y realistas

A todos se nos suelen presentar pensamientos negativos de vez en cuando. Este tipo de pensamientos destructivos tiene un impacto muy negativo en nuestra salud mental. Lo peor de todo es que cuando te acostumbras, puede ser difícil retomar una mentalidad positiva y optimista de repente. Lo mejor que puedes hacer es sustituir esos pensamientos negativos por unos más realistas y neutros, ya sea leyendo textos que te inspiren o frases motivadoras que te impulsen hacia adelante.

Sé consciente

Centrarse en lo que sientes en el momento presente es un manera rápida y directa de sentirte con más calma, equilibrio y control.

La clave es seguir con tu rutina del día a a día, pero haciendo un esfuerzo para percatarte de que está ocurriendo a tu alrededor. Siento consciente de tu estado físico, emocional y mental te puede servir para detectar los signos de estrés que te indican cuándo es el momento de centrarte en ti.

Aprende a meditar

Practicar meditación te ayudará a entrenarte a ser más consciente en tu vida diaria. Tan solo necesitas un lugar cómodo y tranquilo para sentarte, respirar y dedicar unos instantes a centrarte únicamente en tus sentimientos.

Agradece

Esto pasa por no tomarse nada como algo personal y aprendiendo a celebrar y valorar la bondad de tus acciones. Siendo alguien agradecido consigues que tu bienestar y felicidad crezcan; al mismo tiempo que alejas de ti las emociones negativas.

Enfréntate a tus problemas

Los problemas y las preocupaciones te pueden bloquear e impedirte seguir adelante. Afrontándolos cuanto antes, en lugar de dejarlos para después, también es beneficioso.

Puede resultar duro, por eso lo mejor es centrarse en las soluciones y no en el problema. Por ejemplo, si tienes problemas con tu pareja, en lugar de pensar en lo que te hace sentir mal, puedes probar a hablar en privado sobre las formas en las que resolver esa situación.

Hazlo Fácilmente