Cómo tratar la disfunción eréctil

La disfunción eréctil es un problema más frecuente de lo que te imaginas. Aprende sus casuas y descúbre ya cómo poner fin a todos tus problemas sexuales.
Cómo tratar la disfuncion erectil

¿Últimamente has tenido dificultades para tener una erección? ¿Tu erección dura muy poco tiempo y esto te impide tener sexo pleno? ¿Tus relaciones sexuales se han convertido en un desastre debido a tus problemas de erección y buscas una solución definitiva?

Las erecciones se producen cuando el flujo de sangre que entra en el pene se incrementa. Este flujo de sangre se suele originar mediante pensamientos sexuales o, bien, a través del contacto físico con el pene.

Cuando un hombre se excita sexualmente, los músculos de su pene se relajan. Esta relajación permite un flujo mayor de sangre que recorre las arterias del pene.

La sangre entonces rellena dos cámaras en el interior del pene, conocidas como cuerpos cavernosos. De manera que a medida que estas cámaras se rellenan de sangre, el tamaño del pene aumenta y se pone rígido. La erección finaliza cuando los músculos se contraen y la sangre acumulada puede salir mediante las venas del pene.

¿Qué tipos de disfunción erectil existen?

Popularmente conocida como impotencia, médicamente se conoce como disfunción erectil masculina al fenómeno que se produce cuando un hombre sufre la incapacidad para tener o mantener una erección lo suficientemente firme como para incurrir en actividades sexuales.

La disfunción erectil puede ser:

  • Ocasional: El estrés y la presión psicológica prolongados pueden producir disfunción eréctil en algunos hombres. También puede ser consecuencia de problemas emocionales o si estás atravesando una situación complicada con tu pareja.
  • Frecuente: Puede tratarse de un signo inequívoco de problemas de salud y el médico podría ponerte en tratamiento.

No se debe confundir la disfunción eréctil con la disfunción sexual. Mientras que la disfunción eréctil se presenta como la imposibilidad de tener erecciones, las disfunciones sexuales, por su parte, engloban también a eyaculación precoz, el retraso o ausencia de eyaculación o la pérdida de interés en el sexo.

Síntomas de la disfunción erectil

Decimos que alguien sufre disfunción eréctil cuando estos síntomas se presentan regularmente:

  • Dificultades para tener una erección.
  • Problemas para mantener una erección y, por consiguiente, para mantener relaciones sexuales.
  • Reducido interés en el sexo.

También pueden darse otros trastornos relacionados con la disfunción eréctil, como la eyaculación precoz, la eyaculación tardía o anorgasmia, que es lo que se conoce como la imposibilidad para alcanzar el orgasmo tras la estimulación.

Si sufres alguno de estos síntomas durante más de dos meses, lo mejor es que acudas al médico para que pueda determinar qué es lo que te está pasando.

regresar al menú ↑

¿Cuáles son las causas de la disfunción eréctil?

Existe un amplio abanico de posibilidades sobre lo que podría estar causando tu disfunción eréctil. Encontramos desde trastornos físicos hasta causas emocionales.

  • Trastornos cardiovasculares.
  • Diabetes.
  • Hipertensión.
  • Hiperlipidemia.
  • Estrés.
  • Ansiedad.
  • Obesidad o sobrepeso.
  • Secuelas tras un cáncer o una operación quirúrgica.
  • Incremento de la edad.
  • Problemas en la relación.
  • Consumo de sustancias (drogas, alcohol o tabaco).
regresar al menú ↑

¿Qué tratamientos existen para tratar la disfunción eréctil?

Una vez pongas tu caso en manos de un profesional, el propio médico te ayudará a encontrar el mejor tratamiento para la disfunción eréctil basándose en los síntomas que presentes.

Medicación

Los tratamientos más frecuentes para tratar la disfunción eréctil pasan por el uso de medicamentos destinados a este tipo de problemas.

Es posible que necesites probar diferentes tratamientos antes de encontrar uno que funcione. También es probable que tengan efectos secundarios, por lo que debes consultar con tu médico en caso de que alguno no te vaya bien y pueda recetarte una medicina diferente.

Remedios naturales

En ocasiones, es posible tratar la disfunción eréctil con algunos tratamientos naturales. No obstante, es recomendable que consultes con tu médico antes de probar alguno de estos métodos.

Aunque muchos suplementos y hierbas pueden ser beneficiosas correctamente aplicadas, la realidad es que algunos contienen ingredientes adicionales que pueden no aparecen en la etiqueta. Pregúntale a tu médico marcas de buena reputación y evita comprar cualquier cosa que veas en internet.

L-arginina, DHEA, ginseng o yohimbe son algunos de los suplementos que mejores resultados han ofrecido a la hora de tratar la disfunción eréctil.

Terapia

Existen multitud de factores psicológicos que pueden causar la disfunción eréctil. Entre ellas, están:

  • Estrés
  • Ansiedad
  • Trastorno de estrés postraumático
  • Depresión

Las terapias de charla suelen funcionar muy bien en aquellos hombres que sufren disfunción eréctil por causas psicológicas. En unas cuantas sesiones aprenderás a gestionar tu salud mental y conocerás las claves para mantener a raya el estrés y la ansiedad.

Además, tu terapeuta te ayudará a cambiar tu paradigma ante los sentimientos que te produce el sexo o los conflictos de tu psique interna que pueden estar afectando a tu bienestar sexual.

Si consideras que tu disfunción eréctil es algo que está afectando a tu vida en pareja, quizá debas hablar sobre el tema con ella, ya que esto podría ayudar a reconectarte emocionalmente con esa persona.

Tratamientos alternativos

Muchas veces la solución a la disfunción eréctil se encuentra en actividades que nos relajan y nos alejan de esos pensamientos tan nocivos que bloquean partes de nuestra mente y cuerpo.

Masaje prostático

Una forma de terapia ante la disfunción eréctil es el masaje prostático. Un masaje en la zona y alrededores puede facilitar el paso del flujo de sangre hacia tu pene. Sin embargo, los estudios que avalan la eficacia de este tipo de procedimientos suelen ser escasos.

Acupuntura

La acupuntura es un procedimiento muy popular para tratar ciertas cuestiones psicológicas, aunque es cierto que los estudios al respecto son limitados e inconclusos. Tras unas cuantas sesiones de acupuntura puedes empezar a notar mejoras y quien sabe si finalmente acabar con tu problema de disfunción erectil.

Ejercicio muscular para las paredes pélvicas

Los masajes musculares practicados a lo largo de tres o más meses pueden resultar de gran beneficio para acabar con los problemas de disfunción erectil.

Realizar este ejercicio es muy sencillo:

  1. Identificación de los mú´sculos de las paredes pélvicas. Tan solo contrae tus músculos como cuando tratas de aguantar la orina.
  2. Contraelos de 5 a 20 segundos y luego relájalos.
  3. Repite este procedimiento de 10 a 20 veces unas tres o cuatro veces al día.

Mejora de los hábitos de vida y dieta

El estilo de vida juega un papel determinante en muchos hombres que padecen disfunción eréctil. Para acabar con esta situación asegúrate al menos de:

  • Hacer ejercicio frecuente
  • Mantener bajo control tu tensión arterial
  • Comer equilibrada y variadamente
  • Mantener unos niveles de peso saludables
  • Evita el consumo de sustancias perjudiciales, como el alcohol o el tabaco
  • Evita las situaciones de estrés.

La disfunción eréctil suele estar estrechamente vinculada a tu presión sanguínea. Por lo tanto, haciendo todo lo posible por mantener tu presión sanguínea en los niveles apropiados puede traducirse en una reducción inherente de tu disfunción eréctil.

Modificación de tus medicamentos

Si te encuentras bajo otro tratamiento diferente, es posible que esto esté afectando a tu disfunción eréctil.

Consulta con tu doctor sobre qué medicinas estás tomando y si alguno de sus efectos secundarios podría estar causando tu disfunción eréctil o si existen medicinas alternativas que puedan evitarlo. Nunca abandones o cambies un tratamiento sin consultarlo primero con un profesional de la medicina.

En la mayoría de las ocasiones es posible reducir la disfunción eréctil. Existen multitud de tratamientos a tu disposición, así como dispositivos que pueden serte de gran ayuda para volver a tener relaciones sexuales plenas. Por ejemplo, la bomba de vacío puede resultar un excelente tratamiento para tratar la disfunción eréctil masculina así como mejorar el rendimiento sexual de manera significativa.

La disfunción eréctil es algo común y frecuente y puede ser producida por diversidad de causas. En cualquier caso, tratando el tema con tu médico puede ayudarte a entender qué es lo que te está pasando y cómo puedes ponerle punto y final a esta situación de manera definitiva.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Otras formas de hacerlo fácilmente

Información del artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp
Hazlo Fácilmente