Cómo preparar un viaje con éxito

¿Te vas de viaje y quieres saber qué tienes que hacer para que todo salga perfecto? ¿Qué llevar y qué no llevar cuando nos vamos de aventura a un nuevo y desconocido lugar? ¿Cómo asegurarnos de que todo irá sobre ruedas y qué hacer en caso de que algo vaya mal?

Cada día hay miles de personas que deciden hacer un viaje. Ya sea de un país a otro, durante varios meses o tan solo durante unas cuantas horas.

A continuación aprenderás que es lo que necesitas saber y qué pasos debes seguir para asegurarte de tu viaje se convierte en una experiencia mágica donde todo sale como se esperaba.

Averigua más sobre a dónde vas

Cuando pensamos en visitar un lugar diferente al habitual, resulta imprescindible no solo conocer más sobre la cultura o los enclaves del destino, sino que también puede resultar buena idea comprobar el clima y las actividades disponibles para el momento de tu llegada.

Lo mejor es esperar a un par de días antes para poder obtener un pronóstico del tiempo lo más ajustado posible, y así poder empezar a planificar qué es lo que vas a hacer cuando llegues.

regresar al menú ↑

Localiza única y exclusivamente lo que vayas a necesitar

En el momento de hacer un viaje suele resultar tentador cargar con tantas cosas como sea posible, pero recuerda la máxima de cualquier viajero inteligente: a la hora de viajar, menos siempre es más.

Si decides llevarte todas y cada una de tus pertenencias, al final lo único que conseguirás será cargar con el peso de todo aquello que al final casi nunca utilizarás.

Céntrate en preparar exclusivamente aquello que consideres imprescindible. Necesitas centrarte en las características de tu viaje y llevar contigo todo aquello que te resulte absolutamente necesario para los días que planeas estar allí.

Eso sí, a día de hoy hay unas pocas cosas que no pueden faltar: tu teléfono móvil, un cargador, un libro, etc. Asegúrate también de incluir en tu equipaje un par de auriculares. Si a donde vas no cuentas con conexión a Internet, puedes optar por suscribirte un mes a Spotify, aunque también puedes probar por buscar otros métodos legales de descargar música directa gratis sin registrarse.

regresar al menú ↑

Asegúrate de contar con toda la documentación requerida

Para entrar a determinados países muchas veces necesitamos algo más que el pasaporte.

En ocasiones, necesitarás contar con permisos o VISAS que te permitan acceder a tu destino y permanecer en él durante determinado tiempo. Es importante que conozcas al detalle qué permisos vas a necesitar y cuáles son sus características y requisitos antes de empezar a preparar tu viaje.

También debes tener en cuenta los husos horarios si tu intención es permanecer en tu destino hasta el último día de tu permiso. No obstante, lo mejor es organizar el retorno uno o dos días antes de su vencimiento para asegurarnos de que no nos excederemos por unas horas.

Aprende todo lo posible sobre la idiosincrasia de tu destino

Si viajas a un lugar donde hablan un idioma diferente al tuyo, lo mejor es ir aprendiendo lo básico desde el principio.

Conocer las expresiones más comunes del lugar o aprender a transmitir tus propias necesidades en la lengua de destino te ayudará a evitar situaciones incómodas.

Llévate bien con todo el mundo

Viajar siempre puede ser divertido si tú te lo propones. Tratar de relativizar, quitarle importancia a las cosas y mantener la mente abierta te servirá para aprovechar al máximo tu experiencia y hará que tu viaje sea verdaderamente inolvidable.

regresar al menú ↑

Cómo planear tu itinerario

Tanto si estás pensando en una escapada de fin de semana, como si lo que buscas son unas vacaciones completas o una larga estancia profesional, solo preparando tu itinerario, la estructura de tu viaje y una lista de las cosas que piensas ver o hacer, es como puedes asegurarte de tu que tu viaje cumpla al 100 % con tus expectativas.

Prepara un presupuesto

De ti depende decidir si quieres comer en un restaurante de siete tenedores y pasar la noche en hoteles de lujo, o si por el contrario prefieres empaparte de las costumbres y entender mejor cómo es el día a día de las personas que viven en ese sitio.

Recuerda siempre que tu viaje puede ser tan caro como tú te propongas.

Sin embargo, suele ser recomendable crear un presupuesto organizado de tu itinerario. Para hacerlo puedes usar una hoja de cálculo, como las de Microsoft Excel o bien usar alguna app para tu teléfono (si haces esto último, asegúrate de contar con conexión a Internet, puesto que  estas aplicaciones casi siempre la necesitan).

regresar al menú ↑

Reúne todos tus documentos

En el momento de preparar un viaje existen ciertas piezas clave que te ayudarán a gestionar y mantener un buen ambiente durante toda tu escapada. Vuelos, hoteles, alquiler de coches o en restaurantes, así como las indicaciones necesarias o los horarios de tus reservas son datos importantes que necesitas tener siempre al alcance de tu mano.

regresar al menú ↑

Haz una lista de las cosas que deseas hacer durante tu aventura

Este punto suele ser el más divertido para la mayoría de las personas.

Aunque es posible que no te dé tiempo o que no te sea posible hacer todo lo que pongas, la realidad es que siempre es mejor errar por exceso que por defecto.

Añade a tu lista todo aquello que te gustaría hacer: acudir a eventos locales, visitar los enclaves de la ciudad o cualquier otra cosa que se te ocurra.

Ten en cuenta que algunas actividades requieren de un mayor tiempo para ser completadas, mientras que para otras tan solo necesitarás de unos pocos minutos.

regresar al menú ↑

Localiza en un mapa las paradas obligatorias

A día de hoy todos tenemos un mapa a nuestro alcance donde podemos anotar nuestros destinos predilectos. Con un mapa ahorrarás esfuerzo y tiempo y, al mismo tiempo, podrás tener, de manera visual, un esquema que te permita conocer las distancias entre los diferentes puntos de tu interés.

regresar al menú ↑

¡No te cierres a nada!

Quizá necesites contar con un par de días extra para relajarte y explorar sin estrés. No te preocupes si pierdes alguna reserva o te resulta imposible visitar alguno de los lugares que tanta ilusión te hacía conocer.

Puedes preparar un plan de contingencia o puedes improvisar, pero pase lo que pase, no pierdas de vista el sentido de tu viaje: convertir ese tiempo en una experiencia divertida y reconfortante.