¿Cómo saber si me están haciendo brujería?

La brujería, también llamada magia negra, es lo que se conoce como el uso malvado de poderes sobrenaturales originarios del diablo y todo su dominio.

Seguramente crea que tiene una idea real de qué es la brujería por haber leído los libros de Harry Potter o haber visto un episodio de Hechizadas, y piense que por esa razón lo sabe todo sobre ello. Pero, existe algo más que quizá le interese saber.

Las brujas de la actualidad no se ajustan exactamente a lo que se suele ver en TV o en los personajes de las películas. Se han dicho muchas cosas sobre ellas a lo largo de la Historia.

Pero, ¿existen de verdad?, ¿son diabólicas?, ¿se dedican a lanzar hechizos malvados para causar el mal a las personas?, ¿podemos aprender poderosos hechizos efectivos que nos defiendan?

Probablemente la respuesta a todas estas preguntas sea un rotundo sí.

Si cree en la Sagrada Biblia y cree en los poderes de Dios, entonces también debería creer en los poderes del diablo.

Es posible que muchas personas no se consideren capaces de hacer frente a este tipo de adversidad, puesto que si no somos expertos ni hemos practicado magia con anterioridad, ¿cómo podríamos protegernos entonces de las fuerzas del mal?

Aunque si bien es cierto que existen ciertas técnicas y rituales que nos pueden ayudar a alejar este tipo de hechicería de forma permanente, antes de llegar a esa parte, es necesario conocer si realmente hay alguien o algo que está provocando que las fuerzas del mal actúen sobre usted. A continuación encontrará una explicación con todos los detalles.

¿Cómo saber si me hicieron brujería?

Para saber si le están haciendo magia negra se debe fijar en si sufre alguno de los siguientes síntomas, ya que,  si se cumple, posiblemente sea porque está siendo objetivo de brujería:

  • Siente un gran cansancio casi todo el tiempo, tiene sentimientos oscuros y siente una gran apatía la mayoría del tiempo. La magia negra se alimenta de su energia. Esta es su fuente de alimentación más valiosa, por lo que si empieza a sentir malestares generalizados o dolores que antes no sufría, existe riesgo de que esté siendo victima de brujeria.
  • El éxito ha desaparecido de su vida y no importa todo lo que haga o lo mucho que se esfuerce por recuperarlo. Sus objetivos, de cualquier ámbito de la vida, se ven imposibles de alcanzar y todo su entorno lo achaca a una “mala racha pasajera”.
  • Es incapaz de ahorrar dinero. Tal como lo consigue, desaparece, ya que en unas pocas semanas (con suerte), vuelve a estar igual que antes. Este es uno de los filos más peligrosos de la brujería: pueden generar problemas en el trabajo y traer grandes deudas económicas a su vida.
  • Tiene problemas para dormir. Ya sea poque tu sueño desapareció o bien porque sufre terribles pesadillas: sueña con gente muerta o que es atacado por seres malignos. También es posible que oiga voces que dicen su nombre o que su temperatura corporal cambie rápidamente.
  • No le apetece hacer nada y siente que ya nada te gusta. Cuando a uno le están haciendo brujería es normal que no sienta ánimo por hacer nada.
  • Tiene reacciones muy agresivas hacia sus seres queridos. Cualquier cosa le enfurece y le hace ser terrible con ellos. Ni usted ni ellos entienden por qué le pasa eso, pero perciben que algo raro pasa.
  • Sus relaciones sexuales han dejado de ser satisfactorias. Esto en el caso de que aún siga teniéndolas. Muchas personas bajo la influencia de la magia negra suelen perder todo el apetito sexual, lo que suele desembocar en otros problemas más graves.

Si sufre todos o alguno de estos síntomas, existen poderosas razones para creer que realmente le están haciendo magia negra. Puede intentar solucionarlo por su cuenta, pero en ocasiones esto puede resultar arriesgado.

Lo mejor que puede hacer es buscar información sobre cómo recuperar su buena suerte, contactar con un experto en la materia para que le asesore, que quizá también pueda ayudarle conocer más sobre otras ramas de las ciencias ocultas y probar técnicas diferentes, como una tirada de tarot.

Sin embargo, también podría probar a realizar magia blanca para combatir este tipo de magia tan terrible, pero si decide hacerlo, recuerde ir con cuidado, puesto que es fácil que alguien poco experimentado cometa algún error.

No obstante, si consigue encontrar el contrahechizo adecuado, es posible que aprenda a sanar cualquier tipo de magia maligna y a atraer la buena fortuna a su vida y a la de sus seres más queridos.

¿Cómo desactivar permanentemente los hechizos maléficos?

Hay infinidad de formas para utilizar la magia negra, aunque existen, por suerte, otras tantas formas de bloquearla.

Personalmente, recomiendo información fiable y de calidad que nos ayude a bloquear la magia negra y permita que la buena fortuna regrese a su vida para quedarse para siempre.

Además, si cree que alguien está aplicando magia negra sobre usted, a continuación le contamos lo que debe hacer para anular sus efectos de inmediato:

  • Averigüe las razones por las que alguien podría estar lanzándole estos terribles hechizos. Si no conoce la forma para saber quién le hace brujería, tan solo pregúntese: ¿Puede haber alguien ahí afuera que desee que usted enferme o muera? Si alguien ha usado la magia negra sobre usted es, básicamente, porque alguien tiene algún problema con usted.
    Si tiene suerte e identifica a la persona la cual está usando los poderes del maligno para atacarle, quizá resulte más sencillo encontrar alguna forma de parar las acciones de esta persona.
  • Use siempre un amuleto. Vaya a donde vaya hágalo acompañado de un amuleto. Le servirá para protegerse de malas energías y maldiciones. Con un amuleto la fuerza de las energías negativas se reducirá considerablemente, dejándola casi anulada.
    Existen multitud de amuletos, lo importante es que tenga un fuerte significado para usted y esté asociado a algún tipo de energía positiva. Son buenos amuletos los pequeños regalos de un ser querido, como una joya o un llavero; una concha de la playa; o una cinta que llevase en el pelo hace años.
  • Coma sano. Una alimentación correcta y equilibrada se traducirá en un mayor estado de energía. Piénselo: si la principal fuente de energía de los seres humanos procede de su alimentación, ¿qué mejor manera de estar protegido que teniendo las defensas altas comiendo alimentos sanos y variados?
    Para hacer frente a cualquier tipo de energía, nada mejor que revisar nuestra dieta y detectar qué aspectos podríamos mejorar para que la magia negra sea inútil contra nosotros.
  • Ejercítese. El ejercicio es una estupenda manera de anular los devastadores efectos de la magia negra. Incluyendo ejercicio frecuente en nuestra rutina no solo repercutirá en un aumento de nuestra fortaleza ante la energía negativa, sino que también tendrá efectos beneficiosos psicológicos que se traducirán en una mayor capacidad para emitir energía positiva.
  • Queme un poco de incienso. Las hierbas anteriores son también útiles si se queman. No es necesario usar todas, pero intente usar tantas como pueda.
    Mientras quememos alguna, el hechizo se podría ver debilitado. Existen diferentes formas de quemar incienso. Use la que use, hágalo sobre una superficie segura.
  • Tome un baño de sales y de hierbas mágicas. Un baño de estas características es un estupendo ritual para limpiar y alejar las malas energías que le están perjudicando. Si cree que le están haciendo magia negra, encienda algunas velas y prepare un baño caliente. Es importante intentar pensar en cosas positivas.
    Para incrementar el poder de este ritual, puede añadir una pequeña cantidad de alguno de los siguientes elementos:

    • Una pizca de sal
    • Hisopo
    • Basilio
    • Artemisa
    • Pachulí
    • Vetiver
    • Ajenjo
  • Use la risa. La magia negra hace uso de su energía para conseguir su poder y alimentarse. De igual modo, la energía positiva tiene el poder de debilitarlo. En este caso, la risa es el mejor método para acabar con la magia negra, ya que podrá usarla de manera efectiva contra ella.
    Cuando crea que la magia negra está actuando a su alrededor, piense en algo divertido y riáse. Cuando se encuentre a la persona de la que sospecha que es la causante de la mala energía que actúa sobre usted: sonría y sea amable. Gaste algún chiste e intente que rían juntos. Incluso si la otra persona no considera divertido lo que usted ha dicho, su poder se verá reducido gracias al poder de su energía positiva.
  • Desarrolle la autoconfianza. Verse capaz de que puede hacer frente a la adversidad de que alguien esté ejerciendo energías negativas sobre usted, es el primer paso para contraatacar efectivamente todos sus efectos. Crea firmemente que hacer frente a este tipo de artes oscuras es plenamente posible para la mayoría de las personas y de esta forma habrá conseguido dar el paso para anular cualquier tipo de energía dañina. Recuerde siempre que el bien siempre es más poderoso que el mal.
  • Céntrese en usted. Las personas más susceptibles a padecer las consecuencias de un ataque maligno suelen ser aquellas que tienen una visión pobre de si mismas o que tienen un autoestima baja. Ámese y quiérase tal y como es. Recuerde que nadie es perfecto, así que no espere serlo usted. Aprender a perdonarnos y convertirnos en nuestros mejores amigos es una buena idea, ya que genera una vibración de alto nivel que ayuda a repeler la magia negra de su alrededor.
  • Detecte si hay personas tóxicas de su entorno. En ocasiones, los principales focos de energía negativa son personas tan cercanas y queridas por nosotros que no reparamos en su nocividad. La mayoría estos individuos la mayoría de las ocasiones no son conscientes de las grandes dosis de bajas vibraciones que están emitiendo, ni de las terribles daños que esto puedan estar ocasionando. Siempre es posible hablar con esta persona y tratar de hacerle entender que un cambio de actitud podría beneficiar a todo el mundo. Sin embargo, debe ser consciente de que esto no siempre funciona, ya que si alguien está convencido de que no está haciendo malo, entonces ¿por qué debería cambiar? Recuerde que usted tan solo es responsable de sus propios actos, así que las soluciones más efectivas suelen estar en uno mismo, teniendo mucha paciencia y actuando con sabiduria para atraer el bien más puro mediante sus propios actos.
  • Contacte con un curador profesional. Si se encuentra bajo el pleno convencimiento de que alguien ha usado la magia negra sobre usted y nada de lo anterior le ha servido para bloquearla, quizá sea el momento de contactar con un especialista para que le ayude con su problema mediante el uso de una serie de rituales. Hable con alguien que entienda por lo que está pasando y que le dé garantías de que conoce la forma de devolverle la vida que le pertenece.

Si usted es una persona religiosa, puede ser mejor que hable con su líder religioso.

En ocasiones, hablar con un psíquico puede ayudar, pero tenga cautela y elija a alguien que sea auténtico y con intenciones reales de ayudarle.

También puede serle útil contactar con un con terapeuta para que, mediante la meditación, la hiponosis, los viajes astrales y otras técnicas, intenten ayudarle a hacer que la energía positiva regrese a su vida de nuevo para siempre.

Hazlo Fácilmente