Cómo elegir el audífono perfecto para ti

¿Buscas una solución para tus problemas auditivos? Desvelamos qué son y cómo funcionan los audífonos para que puedas hacer la mejor elección.
Cómo elegir el audífono perfecto para ti

¿Qué es un audífono y cuáles son sus beneficios? ¿Como funcionan estos dispositivos que amplifican el sonido? ¿Cuáles son sus tipos y cuáles son los consejos para elegir el correcto?

Un audífono es dispositivo electrónico de reducidas dimensiones que se utiliza colocándose en el interior o detrás de la oreja. Las personas con pérdida auditiva pueden escuchar, comunicarse y participar más plenamente en las actividades diarias l hacer que algunos sonidos suenen más fuertes. Es decir, los audífonos ayudan a escuchar más en situaciones silenciosas o ruidosas.

Las partes básicas del audífono son tres:

  • Micrófono
  • Amplificador
  • Altavoz

El micrófono recibe el sonido, y el audífono convierte las ondas de sonido en señales eléctricas que las envía al amplificador. El amplificador aumenta la potencia de las señales y las envía al oído a través de un altavoz.

Cómo me ayuda un audífono

La principal utilidad de los audífono la encuentran aquellas personas con daños en las pequeñas células sensoriales del oído interno (ciliadas) para mejorar su comprensión auditiva y del habla.

Este tipo de pérdida auditiva se conoce como pérdida auditiva neurosensorial. Se trata de un daño que puede ser tanto consecuencia de una enfermedad, como de envejecimiento, lesión por ruido o reacción a ciertos medicamentos.

Los audífonos se encargan de magnificar las vibraciones del sonido que entran en el oído. Las células filosas supervivientes pueden detectar las vibraciones más grandes y convertirlas en señales neuronales que se transmiten al cerebro. Si las células ciliadas de una persona están muy dañadas, más grave es la pérdida auditiva, por lo que se necesitará de una mayor amplificación.

No obstante, existen ciertas limitaciones prácticas en cuanto a la cantidad de amplificación que puede proporcionar un audífono. Los audífonos son ineficaces cuando el oído interno está muy dañado e incluso las grandes vibraciones no logran convertirse en señales neuronales.

regresar al menú ↑

Cómo saber si necesito un audífono

Visita a tu médico si sientes que tienes una pérdida auditiva y consideras que podrías estar necesitando un audífono. Un doctor puede derivarte a un otorrinolaringólogo o audiólogo:

  • El otorrinolaringólogo es el médico especializado en trastornos de oído, nariz y garganta. Él investigará la causa de la posible pérdida de audición.
  • El audiólogo es el profesional de la salud auditiva que puede identificar y medir la pérdida auditiva y que puede realizar una prueba de audición para evaluar el tipo y grado de pérdida.
regresar al menú ↑

¿Qué tipos de estilo de audífonos existen?

Existen cinco tipos de audífonos: retroauricular (BTE), receptor en el oído (RITE), intraauricular (ITE), intracanal (ITC) e intracanal de inserción profunda (CIC).

Los audífonos retroauriculares se componen de una funda de plástico duro que se coloca detrás de la oreja y se conecta a un molde de plástico que se introduce dentro de la oreja externa. Las partes electrónicas se mantienen en el estuche en la parte posterior de la oreja. El sonido viaja desde el audífono a través del molde hacia el oído. Los audífonos retroauriculares se utilizan por personas de todas las edades con pérdidas auditivas de leves a profundas.

Existe un nuevo dispositivo BTE de ajuste abierto que encajan completamente detrás de la oreja, con solo un tuvo estrecho insertado en el canal auditivo, que permite que el canal permanezca abierto. Los audífonos de adaptación abierta pueden ser una gran opción para las personas que experimentan acumulación de cerumen, ya que es menos probable que este tipo de dispositivos se dañe con dichas sustancias. Además, algunas personas pueden preferir este tipo de audífono de adaptación abierta porque evita que su voz suene “tapada”.

Los audífonos intraauriculares (ITE) se ajustan completamente en el interior del oído externo y se utiliza para pérdidas auditivas de leve a grave. La caja de plástico duro que contiene los componentes electrónicos puede tener ciertas funciones adicionales instaladas, como una telebobina. En lugar de mediante un micrófono, la bobina telefónica es una pequeña bobina magnética que ayuda al usuario a recibir el sonido a través del audífono. Entre sus ventajas, hace que sea más fácil escuchar conversaciones por teléfono o en instalaciones públicas donde se han instalado sistemas de sonido especiales(sistemas de bucle de inducción), que ya se pueden encontrar en muchas iglesias, escuelas, aeropuertos y auditorios existen sistemas de bucle de inducción. Este modelo ITE no se recomienda en niños pequeños, ya que sus carcasas deben reemplazarse con frecuencia conforme crece el oído.

Los dispositivos de canal encajan en el canal auditivo y se encuentran en dos estilos, aunque ambos pueden utilizarse para pérdidas auditivas leves a moderadamente graves. El audífono en el canal (ITC) está diseñado para adaptarse al tamaño y forma del canal del usuario. Los audífonos completamente en el canal (CIC) están casi ocultos en el canal auditivo.

Los dispositivos de canal pueden ser difíciles de ajustar y quitar para una persona debido a su reducido tamaño. Disponen de menos espacio para baterías y dispositivos adicionales, como telebobinas. Normalmente, se suele evitar su uso en niños pequeños o personas con pérdida auditiva de severa a profunda porque su pequeño tamaño limita su potencia y volumen.

regresar al menú ↑

Cómo funciona un audífono

Un audífono funciona de manera diferente según la electrónica que se utilice. Principalmente, existen dos tipos: analógicos y digitales.

Los audífonos analógicos convierten las ondas de sonido en señales eléctricas que se amplifican. Se construyen a medida para cada usuario y se programan por el fabricante por las especificaciones recomendadas de tu audiologo. Este tipo de audífono dispone de varios programas o configuraciones, que puedes modificar utilizando un ordenador para cambiar el programa según el entorno auditivo en el que te encuentres. Este tipo de dispositivos suele ser más asequible que los digitales.

Los audífonos digitales convierten las ondas sonoras en códigos numéricos antes de amplificarlas. El código incluye información sobre el tono o el volumen de un sonido, por lo que el dispositivo puede programarse para amplificar específicamente unas frecuencias más que otras. Los audífonos digitales pueden programarse para enfocarse en los sonidos que provienen de una dirección específica.

regresar al menú ↑

Cómo saber qué audífono necesito

El audífono ideal para ti depende del tipo y de la gravedad de tu pérdida auditiva. Si tienes pérdida auditiva en ambos oídos, normalmente se utilizan dos audífonos que brinden una señal más natural al cerebro. Escuchar por ambos oídos también te ayudará a comprender el habla y localizar el origen del sonido.

Discute con tu audiólogo sobre qué dispositivo se adapta mejor a tus necesidades, estilo de vida y precio. Sin embargo, evita utilizar solamente el precio para determinar cuál es el dispositivo adecuado para ti. Recuerda que un audífono más caro que otro no significa necesariamente que se adapte mejor a tus necesidades.

Los audífonos no restauran la audición normal de su usuario, pero en la práctica aumenta su conocimiento de los sonidos y sus fuentes, lo cual puede repercutir en tu calidad de vida y en tu nivel autoestima. Céntrate en que sea conveniente y fácil de usar, ya que lo utilizarás frecuentemente. Entre el resto de característica que necesitas considerar están:

  • Partes o servicios cubiertos por la garantía
  • Programa estimado
  • Costes de mantenimiento y reparación
  • Opciones y oportunidades de actualización
  • Reputación de calidad y servicio al cliente de la empresa de audífonos
regresar al menú ↑

Cómo me aseguro de comprar el audífono correcto

Antes de adquirir tu audífono, pídele a tu audiólogo que te responda a lo siguiente:

  • ¿Qué características necesita alguien como yo?
  • ¿Cuál es el coste total del audífono? ¿Los beneficios de las nuevas tecnologías son mayores que los costes más altos?
  • Hay periodo de prueba para probar los audífonos? ¿Qué cargos no son reembolsables si las ayudas se devuelven después del periodo de prueba? ¿Cuánto dura la garantía? ¿Se puede ampliar? ¿La garantía cubre futuros mantenimientos y reparaciones?
  • ¿El audiólogo puede hacer ajustes y proporcionar servicios y reparaciones menores?
regresar al menú ↑

Cómo me adapto a mi audífono

Necesitarás tiempo y paciencia para utilizar un audífonos con éxito. Trata de utilizarlos regularmente para adaptarte cuanto antes a ellos.

En una consulta con tu audiólogo practica para poner y quitar el dispositivo, limpiarlo, identificar el dispositivo derecho e izquierdo y reemplazar las baterías. Pídele que te explique cómo utilizarlo en entornos de audición en los que tienes problemas. aprende a ajustar el volumen y la programación de ls sonidos que son demasiado fuertes o suaves.

Trabaja mano a mano con tu audiólogo hasta que los sientas cómodos y satisfechos.

¿Necesitas más ayuda sobre audífonos? Visita Oi2


Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Otras formas de hacerlo fácilmente

Información del artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp
Hazlo Fácilmente