Cómo conseguir un cutis radiante

¿Quieres mejorar el aspecto de tu cutis? ¿Cuáles son los beneficios a corto y largo plazo de cuidar adecuadamente la piel de nuestra cara? ¿Hay algo que podamos hacer para ir un nivel más allá en lo que a cuidado facial se refiere? ¿Cuál es el secreto para conseguir un cutis perfecto sin tener que invertir demasiado esfuerzo o dinero?

Granos, verrugas, manchas, puntos negros, sequedad, arrugas… son muchas las cosas contra las que una persona debe lidiar para mantener una piel sana y bella.

Una cara resplandeciente es mucho más que una cara bonita, y es que para que nuestro cutis pueda lucir su máximo esplendor, es necesario empezar por darle el trato que se merece.

Muchas personas buscan desesperadamente los secretos de belleza que les permitan conseguir una piel brillante, elástica y tersa desde el minuto uno.

Pero lo que comes, el estrés al que te sometes en tu día a día e, incluso, tu estado de ánimo, son solo algunos de los muchos factores, son los principales responsables del estado de tu piel.

Las reglas de oro para lucir un cutis sano y bello

Son muchas las razones por las que nuestro cutis se puede ver expuesto a situaciones que lo debilitan y dañan, como una noche de fiesta o una joranda intensa de trabajo.

A pesar de ello, no todos saben cómo lavar, proteger y cuidar la piel de su cara, dado que no tienen tiempo o ganas para aprender o hacerlo, de tal modo que esta tarea queda postergada para siempre.

Sin embargo, con estos sencillos consejos conseguirás mantener y mejorar la salud y aspecto de tu piel de manera rápida y asequible.

Quita siempre todo el maquillaje

Para que la piel pueda respirar adecuadamente es primordial eliminar hasta el último rastro de maquillaje antes de ir a dormir.

Para evitar que el maquillaje obstruya nuestros poros y con ello impida la correcta transpiración de nuestra piel, la recomendación es que siempre te asegures de quitar todo el maquillaje antes de meterte en la cama.

Hacerlo es muy sencillo, ya que existen unos limpiadores muy eficaces en el mercado. Si no tienes uno de estos productos, puedes usar un poco de aceite de oliva en un algodón y masajear tu cara para que desaparezca toda la suciedad.

La exfolicación es también un proceso muy práctico. Si lo hacemos una o dos veces a la semana conseguiremos eliminar las capas de piel muerta para que luzca saludable y brillante siempre.

Una manera natural y muy asequible de exfoliar nuestra piel se consigue mezclando una pasta de nuez en polvo con yogur. Las propiedades de la nuez ayudan tanto en la limpieza como en el aspecto final de tu piel.

regresar al menú ↑

Ten en cuenta el sol

La crema protectora es útil para evitar que los rayos UVA y UVB incidan en nuestra piel.

Dado que una larga exposición a los rayos del sol puede resultar en granos, verrugas, manchas y otros problemas similares, la mejor opción es estar preparados con una protección extra.

Las cremas protectoras más respetuosas con tu piel son aquellas que no poseen acnegénicos o comedogénicos, en tanto que evitaremos la obstrucción de poros y reduciremos la probabilidad de que surjan puntos negros.

La radiación del sol existe incluido cuando está nublado o hace frío. Aunque es cierto que en lugares como la playa o en las zonas de nieve el sol actúa con más fuerza, lo mejor es usarlo siempre y aumentar su protección antes de exponernos a situaciones concretas.

regresar al menú ↑

¡Hidrata!

Hidratarse es tan importante para tu cutis como para tu supervivencia. Es importante beber el agua que nuestro cuerpo necesita para que todo funcione como debe. Se recomienda beber unos dos litros al día, pero solo tú puedes saber cuánta agua necesitas. Lo esencial es evitar que deshidratemos.

Las frutas como el melón, los pepinos, las naranjas, las fresas o las uvas contienen una gran cantidad de agua que ayudan a mantener la hidratación en su balance justo.

El agua de rosas ayuda a prevenir el hinchazón de ojos en la mañana, e interviene para mantener el equilibrio del pH e hidrata la piel naturalmente.

regresar al menú ↑

Cuidados específicos

Para que nuestra piel se mantenga sana no solo debemos liberarla del estrés, sino que debemos exponerla a situaciones que favorezcan su estado.

Para ello puedes prepara tu mascarilla casera con cerezas frescas y aplicarla durante 15 minutos antes del momento de dormir. Aclárala con abundante agua y podrás observar los cambios al día siguiente.

Otro truco para darle un cuidado avanzado a la piel de nuestra cara consiste en realizar un masaje facial con el aceite adecuado. En función del tipo de piel que tengas necesitarás usar aceite de mostaza, coco o almendra. Estos en concreto son realmente nutritivos, ideal para usarlos cuando queramos relajarnos. Tan solo aclara después de 20 minutos y tu piel quedará espectacular.

Actualmente es posible encontrar cosméticos y complementos faciales que ofrecen grandes resultados. En el mercado hay lociones, cremas y pomadas para todo tipo de circunstancia:

  • Eliminar manchas y cicatrices
  • Hidratar
  • Combatir acné, verrugas y granos
  • Aclarar la piel
  • Tratar celulitis

A día de hoy conocemos los múltiples beneficios que otorga el uso de la pomada de Campana.

La pomada de Campana ofrece multitud de ventajas respecto a otro tipo de ungüentos, y nos garantiza resultados a varias dimensiones:

  • Aclara la piel
  • Exfolia
  • Hidrata piel y labios
  • Alivia dolores y picaduras
  • Rejuvenece

El uso de la pomada de Campana ha registrado efectos positivos sobre una enorme diversidad de casos, entre los que encontramos desde cicatrices o estrías, hasta picaduras de insectos. Podrás ver todos los usos de la pomada de la campana aquí.

regresar al menú ↑

Cuida tu dieta

No solo es importante comer la cantidad justa, sino que también debemos preocuparnos por ingerir la variedad correcta, de manera que eso influya no solo en nuestra salud, sino en el aspecto físico de nuestro cuerpo.

Las frutas y verduras, junto a las vitaminas y las proteínas, componen los pilares de una dieta saludable. Mientras que si incrementamos la vitamina C y reducimos las grasas y los azúcares estaremos contribuyendo a tener una piel radiante.

Las comidas picantes y fermentadas, así como los fritos, los cítricos o la sal no favorecen un buen cutis, por lo que resulta más beneficioso decantarse por arroz o cereales.

regresar al menú ↑

Ejercicio físico

El ejercicio frecuente, como correr, montar en bicicleta, hacer yoga o ir a clases de zumba permiten a tu cuerpo la correcta circulación de la sangre, a la vez que favorece el proceso de limpieza de todo el cuerpo.

Tan pronto como empiezas a hacer ejercicio comienzas a notar un cutis más sano y brillante.

Para mejorar los resultados, puedes exfoliar después de tu sesión de ejercicio con un poco de aceite de oliva o manteca de karité que te ayudarán a hidratar tu piel.

regresar al menú ↑

Duerme lo suficiente

Tu piel se cansa tanto como tu, por lo que es imprescindible dormir unas 8 horas para que pueda recuperar toda su vitalidad.

También puedes aplicar un poco de miel sobre tu piel un par de veces a la semana para colaborar en la sanación de la piel de tu cara.

El mejor momento para limpiar e hidratar la cara es justo antes de r a dormir. Para las pieles secas, los limpiadores medios libres de alcohol funciona muy bien. Aplicar una cantidad apropiada de hidratante y evitar el agua caliente son las claves para que nuestra piel nunca se seque en exceso.

regresar al menú ↑

Adopta hábitos saludables

No te satures y trata de tomártelo todo con más calma. ¿Te has dado cuenta de que cuando te estresas esto repercute también en tu dermis?

El estrés es el causante del cortisol y de otras hormonas que provocan que la piel sea más grasa. La mejor manera de combatir el estrés pasa por:

Los ejercicios de cara también son útiles para mejorar su aspecto. Tan solo toman 5 minutos de nuestro tiempo y podemos hacerlos en cualquier sitio. La técnica consiste en hacer sobresalir el labio inferior de manera que nuestro mentón quede arrugado y, después, acercar la barbilla hacia el pecho.

Otro ejercicio consiste en hacer estiramientos de los músculos faciales mientras que miramos al techo. ¡Tu cara quedará mucho más tersa y bella en poco tiempo!

Hazlo Fácilmente
El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado