Cómo ser mayorista y vender productos a minoristas

¿Cómo empezar un negocio de venta al por mayor? Descubrimos todos los secretos profesionales para orinetar con éxito las ventas al mercado minorista.
Cómo ser mayorista y vender productos a minoristas

¿Cómo determinar el precio mayorista de tu producto? ¿Cómo empezar tu negocio de mayorista? ¿Qué es lo más importante que debes saber cuando se trata de vender tus productos a tiendas minoristas?

La mayoría de artículos en internet están dedicados  a mayoristas de todos los tamaños (incluidas las grandes empresas), por eso hoy queremos dedicar algunos consejos a esos mayoristas que recién están empezando.

Sigue leyendo esta guía práctica para comprender cómo vender al por mayor y cómo vender tu producto a tiendas minoristas de la A a la Z.

Asigna el precio adecuado

Esta suele ser la parte más copleja del proceso. Normalmente se suelen vender los productos 2,5 veces por encima de sus costes de producción. Este precio mayorista suele ser la mitad de lo que paga el cliente final, ya que se supone que el minorista duplicará el precio del producto a los clientes finales.

Muchos proveedores de MercadoLibre mayoristas suelen ofrecer un “precio de venta recomendado”, lo que te asegura que estás ofreciendo un precio que tenga sentido tanto para ti, como para el minorista y el cliente.

Revisa bien tus gastos de producción, que incluyan el coste de flete, marketing y otros costes generales. Quizá te interese aplicar una regla de pedido mínimo para lograr los objetivos de venta. Esto significa que los compradores mayoristas deben comprar una cantidad mínima de producto al realizar un pedido.

regresar al menú ↑

Encuentra tiendas a las que vender tu producto

Investiga, investiga e investiga.

Necesitas saber quién es tu cliente objetivo, dónde compra, qué tiendas almacenan productos competitivos, dónde estás pensando vender…

La mejor forma de dar respuesta a estas preguntas es dirigirte a las tiendas. Observa a tus competidores y compara sus embalajes, el espacio necesarios en los estantes, y cómo complementa tu producto al surtido existente en la tienda.

regresar al menú ↑

Entiende cómo te comprarán los minoristas

Cada sector y minorista individual es diferente, pero ten en cuenta que cada tienda puede tener diferentes estrategias de compra.

En tiendas pequeñas, puede que trates directamente con el dueño de la tienda. No obstante, en una cadena de tiendas, puede que tengas que trabajar con un comprador dedicado.

Otro aspecto a considerar es que las expectativas de tus clientes. Casi todos los proveedores mayoristas exitosos están invirtiendo en tecnologías preparadas para reemplazar los procesos de pedidos manuales que faciliten a los compradores hacer negocios con ellos.

regresar al menú ↑

Recuerda los impuestos

Cuando vendes al por mayor, no cobras impuestos sobre las ventas en el pedido, ya que es el minorista quien gravará al cliente con cada compra.

Sin embargo, es crucial obtener la documentación de identificación fiscal de tus compradores minoristas.

Cada Estado tiene sus propias leyes ficales, pero como regla general: mantén una copia de las licencias de revendedor a tu minorista y vende solamente a aquellos que la posean.

regresar al menú ↑

Destaca entre tus competidores

En un mundo hiperconectado, la red siempre te da una ventaja que puedes aprovechar.

Los testimonios de clientes y compradores pueden ser tus grandes aliados. Si acabas de empezar y todavía no has obtenido ninguna reseña, puedes ofrecer muestras gratuitas a cambio de sus valoraciones. Las revisiones son una de las fuentes más confiables para desacar en un mercado tan competitivo.

Otra opción positiva es haciendo que tu producto aparezca en prensa. Esta es una forma inigualable de promocionarse como una marca de alta reputación, que puede ser muy útil ara tiendas con estricas pautas de compra.

regresar al menú ↑

Considera comercializar a los consumidores finales

Quizá creas que por ser un mayorista que vende a tiendas mayoristas ya no necesites invertir en marketing para los consumiores finales. Esto suele ser un error que cometen muchos principiantes.

Ten en cuenta que los minoristas compran productos que creen que venderán a los consumidores finales, por lo que es posible que cuando construyas tu marca y comercialices tu producto directamente a los consumidores finales ganes una enorme ventaja frente a tus consumidores.

regresar al menú ↑

Prepárate para el rechazo

Parte del aprendizaje pasa por aprender del rechazo.

Es probable que tu producto no encaje con todos los minoristas a los que trates de vendérselo. Es lógico. Y es posible que necesites algo de tiempo antes de conseguir tu primera gran venta

Las razones del rechazo pueden ser variadas: el minorista puede dirigirse en una trayectoria diferente, puede estar sobre abastecido o puede que no desee agregar nuevas líneas en este momento.

Persevera ante estos rechazos y asume que forma parte del proceso para dominar la venta al por mayor.

regresar al menú ↑

Alinéate con las tendencias del sector

La primera venta puede ser emocionante, pero eso es solo el comienzo y no el final. Mantente al tanto de los cambios en el sector.

Para ello, necesitas conectarte a la industria y comprender a tu competencia. Conoce opiniones sobre productos similares, asiste a ferias, convenciones, conferencias y seminarios.

Mantenerse actualizado es esencial si quieres conseguir una ventaja competitiva, mientras que al mismo tiempo potencias tu creatividad coercial.

Recuerda lo siguiente: mantenrese actualizado es sinónimo de crecimiento para tu negocio.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Otras formas de hacerlo fácilmente

Información del artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp
Hazlo Fácilmente

¡Aprende Inbound Marketing desde la razón, no desde la improvisación!

Con nuestros cursos, tutoriales y seguimiento y evaluación de métricas gratuito.