Cómo limpiar la plata para que quede resplandeciente

¿Quieres limpiar la plata y buscas un método infalible? ¿Cuáles son los mejores trucos para limpiar la plata sin dañarla? ¿Qué hacer si tus joyas o cubiertos de plata están muy sucios y no logras limpiarlos?

Todos tenemos en nuestros hogares algunos artículos que son de plata auténtica aportando una gran belleza y sofisticación.

El problema viene con el paso del tiempo ya que ese brillo tan característico puede verse mermado y en ocasiones no sabemos bien cómo limpiar joyas de plata, cadenas de plata, objetos de plata, monedas o incluso adornos y no sabemos bien la mejor manera.

Afortunadamente hay muchos métodos que se encargan de restaurarlos. Ten mucho cuidado con los productos químicos porque podrían llegar a afectar a la estructura del propio objeto. Es por ello por lo que te hemos recopilado una serie de métodos naturales que se van a encargar de respetarlo en todo momento.

Bicarbonato

El bicarbonato es un polvo blanco es muy útil para limpiar la plata en casa. La idea es calentar agua en un recipiente, incorporarlo y mezclarlo. Se creará una pasta que aplicaremos en los objetos de plata.

Asegúrate de que estén limpios antes de hacerlo, aplica, frota bien la plata y luego enjuágalos para que no quede ni rastro.

regresar al menú ↑

Amoniaco

Empapa tus piezas de plata durante unos 10 minutos en una mezcla de un vaso de agua tibia con medio vaso de amoniaco. Luego limpia y asómbrate de cómo ha quedado.

regresar al menú ↑

Pasta de dientes

Este es un método mucho más rudimentario pero efectivo en cualquier caso efectivo a la hora de limpiar plata. Lo primero que tenemos que hacer es lavar el elemento con jabón y agua. Después de eso nos encargaremos de extender la pasta de dientes por todo el objeto (primero lo haremos con la mano y luego con un trapo o toalla para poder extenderlo perfectamente).

Tras hacerlo, deberemos aclararlo con jabón y observamos el resultado.

regresar al menú ↑

Zumo de limón y sal

Deja toda la noche tus piezas de plata en un recipiente con una cucharada de zumo de limón, un vaso y medio de agua y medio vaso de leche en polvo.

regresar al menú ↑

Tiza

Este consejo te será útil para no tener que limpiar tus piezas de plata con tanta asiduidad. Solo tienes que colocar algunas tizas en el lugar donde guardes tus joyas o cubiertos. La principal propiedad de la tiza es que absorbe la humedad, por lo que facilitan el mantenimiento de un aspecto inigualable.

regresar al menú ↑

Maicena

La maicena y el agua son grandes aliadas a la hora de limpiar la plata. Solo tienes que aplicarla con un paño húmedo y esperar a que se seque. Luego utiliza un estropajo para eliminar hasta el último rastro.

regresar al menú ↑

Papel de aluminio

Para limpiar la plata con este truco tan solo tendrás que poner a hervir un litro de agua, con una cucharada de bicarbonato y un trozo de papel de aluminio.

Solo tendrás que colocar en el agua las piezas de plata que quieras limpiar durante unos 15 segundos. ¡La plata quedará impecable en cuestión de un instante!

regresar al menú ↑

Limpiacristales

Este producto es sensacional para dejar la plata tan brillante como el primer día.

Especialmente, estos son los pasos para limpiar la plata negra cuando ha sido expuesta al cloro o a la lejía. Tan solo tienes que rociar algo de limpiador en un trapo o cepillo, y frotar hasta que tu plata recupere su estado original. ¡Te sorprenderá el resultado!

regresar al menú ↑

Ketchup

Y acabamos con uno de los métodos más disparatados (aunque efectivos) que he podido ver. Al igual que hemos hecho con el primer método, pondremos una olla con 1L de agua a calentar. No dejaremos que hierva, tan solo que se temple.

Le añadimos un vaso de kétchup e introducimos el objeto de plata que queramos durante un cuarto de hora.

Finalmente aplica vaselina líquida sobre el objeto de plata, restriega con un toalla y observa su excelente resultado final.

regresar al menú ↑

Detergente

Para conseguir unos cubiertos o joyas resplandecientes, tan solo tendrás que forrar un recipiente con papel de aluminio y llenarlo de agua caliente. Añade un poco de detergente para lavar la ropa (aproximadamente una cucharada, más o menos) y enjuágalo después de un minuto. Tras dejarlo secar, tus piezas estarán impecables.

Hazlo Fácilmente