Cómo escribir un libro que arrase en ventas

¿Sueñas con escribir un libro pero no sabes por dónde empezar? ¿Cuáles son los secretos de los mejores escritores para mantener la inspiración y completar sus obras? ¿Cuáles son las claves para escribir un best-seller aunque nunca antes hayas escrito un libro?

Mucha gente piensa que la parte más complicada de escribir llega cuando lo queremos publicar, pero la realidad es que llegado este punto ya habremos pasado por lo más difícil: escribirlo.

No te equivoques. La tarea más dura de escribir un libro es sentarse y ponerse a ello. Los libros no se escriben por si solos. Requieren de una inversión de tu propio yo para crear algo relevante.

Hay algunas personas que sueñan durante muchos años con convertirse en escritores. Creen que tienen cosas importantes para decir; cosas que el mundo tiene que oír.

Cómo escribir un libro de verdad

Hoy conocerás los pasos básicos que necesitas conocer para poder escribir tu propio libro. Pero antes de llegar a eso, veamos: ¿cuáles son las fases por las que pasa el proceso de escritura de libros?

  • Introducción: Es cuando empiezas a escribir tu libro. Te sientes sobre motivado y sirve para aclarar qué vas a escribir y cómo piensa hacerlo
  • Estímulo: Al poco tiempo de empezar empiezas a sentir cierto agobio. Los obstáculos se empiezan a acumular y planeas cómo sobreponerte a ellos.
  • Conclusión: Un libro casi escrito no es un verdadero libro. El objetivo no es empezar el proyecto, sino completarlo.

Ahora es el momento de revisar los 10 consejos prácticos que te ayudarán a hacer realidad tu sueño: escribir y publicar tu libro.

Preparando lo necesario

Todo fint iene un comienzo. Con un libro, la primera fase consiste en 4 partes.

Decide sobre qué tratará el libro

Todos los libros hablan acerca de algo. Reduce el argumento de tu libro a una sola frase, luego conviértelo en un párrafo y después intenta explayarte a lo largo de una página. Después escribe una tabla de contenidos que te ayude como guía mientras escribes, luego divide cada capítulo en unas cuantas secciones. En definitiva, tu libro debe dividirse en tres partes: introducción, nudo y desenlace. Hacerlo diferente sería complicarse.

Decide cuántas palabras por día vas a escribir.

Esta es la mejor parte. Mucha gente piensa que el arte de escribir un libro reside en escribir mucho cada día. No es necesario. Escribiendo una cantidad diaria de 300 o 400 palabras te permite tener tu libro completo en poco menos de 2 años. Fijar un límite de palabras diario te ayudará a hacer algo grande, pero empezando desde algo pequeño y asumible.

Establece tu horario de trabajo

La creatividad se basa en la consistencia. Necesitas fechas limite para trabajar, ya que escribir un libro es básicamente lo mismo. Por supuesto, también dispones e días de descanso si lo deseas; siempre y cuando así sea como te has organizado. Lo importante es tenerlo todo listo antes de la fecha que decidas. De este modo sabrás que estás escribiendo cuando tienes que escribir.

Establece tu lugar de escritura

Puedes elegir el lugar que más te guste. Puedes hacerlo en tu habitación o en la mesa de tu cafetería favorita. Lo principal es que sea un lugar distinto al que dedicas para hacer otras cosas. Simplemente selecciona una localización especial, donde con solo entrar sientas las poderosas ganas de empezar a escribir. Esto te ayudará a recordarte que tienes un compromiso: terminar de escribir tu libro.

regresar al menú ↑

Haciendo el trabajo

Ahora es el momento de meter las manos en la masa.

Establece el número total de palabras

Los mejores escritores conocen el final desde del principio. Al poco tiempo de empezar a escribir tendrás que determinar el número total de palabras que tendrá tu libro. Puede variar desde las 20.000 palabras (si escribes un eBook corto) a 100.000 palabras (si optas por una novela épica).

Establece tus límites semanales

Los objetivos semanales son muy necesario. Te ayudan a mantener el foco sin perderte. Puedes celebrar tu progreso y, al mismo tiempo, descubrir todo lo que aún te queda pendiente por hacer. Es una forma estupenda de ayudarte a entender tu rendimiento. No hay otro modo: necesitas fechas límite.

Recibe opiniones

Si hay algo malo en escribir un libro, es tener que volver a escribirlo. Si no permites que nadie vea lo que estás haciendo, poco podrás saber sobre si lo que escribes le interesará a alguien. Trata de encontrar a alguien de confianza: amigos, editores, algún familiar… Alguien cuya opinión te resulte valiosa y puedas aprovechar para orientar tu escritura en la dirección correcta.

regresar al menú ↑

Dale últimos retoques

¿Cómo saber cuando has terminado? No se sabe. Por eso es importante que revises bien cómo terminar el proceso de escritura de libros.

Comprométete a terminar

Pase lo que pase, acábalo. Establece la fecha para su publicación. Puedes contactar con un editor o publicarlo tú. Tan solo haz lo necesario para que el mundo pueda acceder a él. Recuerda que el objetivo era trasladar tus ideas a las cabezas de otras personas, por lo que esforzarse en promocionar tu libro es casi igual de importante que escribirlo.

Asume los fracasos

Desde ya debes saber que llegar al final de tu proyecto te supondrá más de un quebradero de cabeza. No pasa nada por fallar, pero tampoco tienes que exigirte demasiado. Lo importante es mantener la determinación para continuar, sin obsesionarte por alcanzar la perfección.

Escribe otro libro

No conocerás a un autor que piense que su primer libro fue el mejor. No obstante, sin ese primer libro nunca aprenderás lo necesario para escribir otro mejor. La clave está clara: dalo todo y falla rápido para volver a empezar. Esta es la única forma de progresar. Necesitas práctica, y eso significa que tienes que seguir escribiendo.

Todos los escritores empezaron a escribir alguna vez. Y es que no hay otro modo. Si otros pudieron, tú también puedes.

Hazlo Fácilmente