Cómo elegir el color correcto de maquillaje

¿Quieres maquillarte pero te quieres asegurar de hacerlo bien? ¿Conoces los colores que mejor combinan con tu piel? ¿Qué hacer para conseguir resultados profesionales sin tener demasiada idea de maquillaje?

El paso básico antes de aplicar tu maquillaje pasa por encontrar los colores ideales para ti.

En este proceso interviene tanto el tono de tu piel y de tus ojos, ya que mediante ellos conseguirás conocer cuál es la base de maquillaje y el colorete que mejor combinan con tu piel. Además, también conseguirás conocer cuál es exactamente la sombra de ojos y el color de labios que te servirán para sacarle el máximo partido a tu maquillaje y obtener así un aspecto más atractivo que te haga sentir mejor y con una mayor autoestima.

Eligiendo el color adecuado para tu cara

Para conocer qué tono de maquillaje base y de colorete se adaptan mejor a ti tendrás que identificar cuál es el tono exacto de tu piel.

Averigua el tono de tu piel

Antes de empezar, lo imprescindible es conocer exactamente qué color de piel tenemos. Para determinar nuestro tono tan solo debemos fijarnos en la sombra que surge a lo largo de la línea de la mandíbula.

Los 4 tonos básicos de piel

Cada piel tiene un tono diferente, por lo que resulta requisito imprescindible tener muy claro tanto cuál es el tono de mi piel, como cuales son sus tonos derivados o subtonos.

La superficie de la piel es la capa más superficial de nuestro cuerpo, así que a primera vista es posible que ya tengas una idea de cuál es tu tipo de piel: blanca, clara, media o morena. Sin embargo, en esto interfiere de manera directa la pigmentación de tu piel.

  1. Blanca: Tu piel es muy blanca y se quema con facilidad.
  2. Clara o aceituna: Suele algo más de color que la piel blanca, pero desviándose hacia tonos amarillentos.
  3. Media: Si tu piel tiene una tonalidad media, con subtonos oliva.
  4. Morena: Tienes la piel muy oscura.

A pesar de que estos son las cuatro tonalidades que puede tomar la piel de una persona, la realidad es que el color de su superficie puede cambiar en función de diversos factores. Por ejemplo, es normal ponerse más moreno en verano, mientras que lo común es que la piel se aclare más en época de lluvias.

También intervienen en su coloración agentes como el enrojecimiento, la hiperpigmentación, la sequedad o el entumecimiento, por lo que tendrás que prestar atención a tu piel en cada momento antes de elegir el mejor color de maquillaje para ti.

Descubre los subtonos de tu piel

Los tonos derivados del color de tu piel sirven para ayudarte a elegir la base más apropiada para sacarle el máximo partido a tu tipo de piel.

Generalmente, se conocen tres tipos de subtonos:

  • Caliente
  • Frío
  • Neutro

Para conocer cuáles son tus subtonos, puedes ayudarte de un trozo de tela plateada y otro trozo de tela dorada.

Cómo determinar tu subtono de piel

Coloca los trozo de tela próximos a tu muñeca. Observa tus venas, ya que si al acercar la tela plateada estas toman un tono azul, entonces tienes un subtono frío; mientras que si toman un color amarillo, verde o marrón junto a la tela dorada, entonces tienes subtono caliente.

Si las venas toman una coloración azulada o verdosa, entonces tu tono es neutro, por lo que te sentarán bien tanto los tonos fríos como los calientes.

En definitiva: si te quedan bien las joyas de oro, entonces lo mejor es que te decantes por los tonos cálidos, mientras que si luces más con joyería de plata, tal vez debas optar por tonos fríos. Si tienes un tono neutro, entonces te deben quedar bien ambas.

 

Combina tono y subtonos para encontrar la sombra de la base

Elegir la base correcta para tu piel resulta mucho más sencillo una vez sabemos qué tono y subtonos tiene nuestra piel. Sobre la base de lo anterior, podremos elegir la mejor sombra para nuestra base.

Son muchas las personas que buscan consejos y tips para un maquillaje natural efecto Nude, y aunque en Internet existen herramientas muy completas para averiguar la sombra base que mejor se adapta al tono y subtono de tu piel, la realidad es que también puedes contactar con algún experto en belleza que te pueda ayudar a encontrar el tono perfecto para ti.

No obstante, recuerda siempre que, en caso de duda, lo mejor es decantarse por una base cuyo color sea más oscuro que el tono de tu piel.

Usa el probador antes de elegir

Incluso aunque sientas la absoluta certeza de que estás eligiendo el color correcto para tu piel, lo recomendable es probar siempre la base que has elegido para evitar equivocaciones.

Tan solo aplica un poco de maquillaje en la sombra a lo largo de la línea de la mandíbula y fíjate en el color de tu cuello, que siempre suele ser más claro que el de la cara. El tono apropiado tendría que degradarse con el de tu piel y combinarse a la perfección.

La luz es importante para acertar, por lo que situarse cerca de un foco de luz natural te asegura una visión más exacta de qué color estás eligiendo.

Elige el colorete

El colorete es un estupendo método para dotar a nuestra tez de calidez de manera natural sin necesidad de dedicar grandes esfuerzos.

La elección del mejor colorete se basará en el tono de tu piel, para que el resultado final de su aplicación pero evitando recargar tu cara.

  • Si tienes la piel blanca o clara, entonces lo que mejor queda son los tonos rosados claros. Un tono melocotón también tiene buenos resultados en este tipo de pieles.
  • Si tu piel es media, entonces puedes optar por tono albaricoque o con un poco de naranja. Las personas con este tipo de piel también son aptas para utilizar un rosa medio o anaranjado.
  • Para las pieles morenas se recomienda tonos púrpuras. Los colores profundos como el púrpura se pueden combinar con tonos anaranjados para conseguir un resultado profesional.
regresar al menú ↑

Eligiendo el color perfecto para tus ojos

Antes de encontrar el color de ojos ideal para ti será necesario conocer exactamente cuál es tu color de ojos.

Generalmente conocemos cuatro tipos de color de ojos:

  • Azul
  • Verde
  • Marrón claro
  • Marrón oscuro/negro

Existe una modalidad extra, que es la heterocromía, donde cada ojo tiene un diferente color. En este caso la recomendación es usar el mismo color en ambos ojos, aunque puedes usar maquillaje de distinto color si quieres conseguir un look más divertido.

Decántate por los colores cálidos si el color de tus ojos azules

Aunque puedes optar por un amplio abanico de colores, como el color albaricoque, rosa, el beis, el bronce; el dorado y el naranja son fantásticas opciones para combinar con los ojos azules.

Lo mejor es evitar los tonos azules o verdosos, puesto que reducen la intensidad natural de los ojos azules.

Opta por el rosa o el morado si tienes los ojos verdes

Los colores como el morado, el rosa o el rojo oscuro lucen muy bien en ojos verdosos.

Evita los colores turquesa, añil, verde o azul, ya que estos restarán en el contraste frente al color de tus ojos.

Azulado, verdoso, o naranja para ojos marrones claro

La ventaja de los ojos marrones es que ofrecen la posibilidad de usar diferentes tipos de sombras con resultados extraordinarios.

Algunos son como el gris verdoso o el marrón dorado o el naranja funcionan muy bien si empezamos a usarlos por la zona del ojo más próxima a nuestra nariz con un tono más oscuro y tratamos de aplicar una capa más clara conforme nos acercamos al área externa.

Colores oscuros para ojos oscuros

Si tienes los ojos oscuros o muy oscuros, quizá te apetezca probar con sombras intensas para resaltar tu mirada. Puedes elegir el gris oscuro, el azul marino o el marrón y evitar colores pastel o muy claros que no encajarían bien con tus características.

También puedes complementar el maquillaje de tus ojos con una máscara o un eyeliner.

  • Si tienes los ojos azules, elige un eyeliner dorado.
  • Si tienes los ojos verdes, los colores bronce o morado son excelentes opciones.
  • Para los ojos marrones claro, opta por los colores: verde, púrpura, bronce u oliva.
  • Para los ojos más oscuros los colores ámbar, azul muy oscuro, púrpura o gris ofrecen resultados muy buenos.
regresar al menú ↑

Eligiendo el mejor color para tus labios

El color ideal para tus labios varía en función de la tonalidad de tu piel. Tan solo necesitarás determinar si tu piel es morena o clara para hacer la elección apropiada de pintalabios.

Pintalabios brillante para pieles oscuras

Los pintalabios con colores brillantes, tales como el rojo pasión, el fucsia o el morado contrastarán con el tono de tu piel y mejorarán el resultado de los subtonos cálidos.

La mejor opción tratar de mantener un equilibrio entre el color del pintalabios en su combinación con el maquillaje de los ojos y de tu cara.

Si tienes quieres resaltar tu sombra de ojos, entonces prueba a decantarte por un color de pintalabios más neutro o natural.

Pintalabios claro para pieles claras

Para pieles más claras lo mejor es usar un pintalabios rosa claro, color carne o violeta para que las sombras no sobrecarguen el tono de tu piel, pero al mismo tiempo, aporten calidez a tu cara.

Si quieres mejorar la apariencia de tus labios porque sientes que son muy pequeños, puedes probar a usar un pintalabios metálico que aporte brillo y profundidad a tus labios.

Aunque también existen otras posibilidades, como el rosa claro, el beis o el melocotón para no desbordar tus labios con un color tan brillante y oscuro.

Muchas personas añaden una línea alrededor de sus labios con un lápiz labial. Si decides perfilar tus labios, asegúrate de que la línea no supere los 3 mm de grosor, e intenta que la línea sea lo más precisa y pareja que te sea posible.

Hazlo Fácilmente
Registrar una cuenta nueva
Restablecer la contraseña