Cómo curar un orzuelo: 8 efectivos pasos para curar un orzuelo rápidamente

¿Te ha salido un orzuelo en el ojo y buscas una solución efectiva para tratarlo? Aquí tienes los mejores remedios para eliminar orzuelos definitivamente.

¿Te has levantado con una extraña molestia y al mirarte al espejo el mundo se te ha venido abajo? Precisamente hoy que tienes esa reunión o esa cita tan importante y aparece ese bulto en tu ojo. No te alarmes, hay métodos muy sencillos que permiten curar un orzuelo rápidamente.

El orzuelo es un tipo de infección bacteriana de los ojos que se produce en la base de las pestañas causada por la bacteria del estafilococo.

Surgen debido a la inflamación de determinadas glándulas sebáceas que se ubican en la base de las pestañas o en los párpados. Se manifiestan como pequeñas protuberancias rojas que aparecen en la línea de las pestañas, en la esquina interna del ojo o sobre el párpado.

Otras causas pueden ser la blefaritis (inflamación crónica del ojo), la triquiasis (alteración en la dirección de crecimiento de las pestañas) o ectropión cicatrizal (eversión del párpado hacia afuera), también a enfermedades de la piel como el acné o la rosácea y otros como los cambios hormonales, el estrés.

Aunque no suele ser grave, sí puede causar molestias como picazón, sensación de un cuerpo extraño y dolor.

El proceso de curación de los orzuelos puede durar hasta 20 días, pero normalmente al cabo de dos semanas el grano empiece a drenar de manera espontánea.

Si no se resuelve y sigue persistiendo con el tiempo, puede tratarse de un orzuelo interno agudo con tendencia a cronificarse y convertirse en un quiste.

Principales síntomas de los orzuelos

Los principales síntomas de los orzuelos son:

  • Molestia al parpadear, sensación arenosa en el ojo.
  • Protuberancia pequeña e irritada sobre o en la base del párpado.
  • Enrojecimiento en la zona afectada e hinchazón y dolor en el párpado.
  • Sensación de hormigueo, escozor, ardor o dolor en la zona afectada.
  • Sensibilidad a luz.
  • Ojos legañosos (las legañas aparecen después de cortos períodos de tiempo).
  • Irritación y lagrimeo constante y secreciones mucosas del ojo afectado.
  • Visión borrosa e incomodidad al parpadear.
  • Aparición de un pequeño punto amarillento o rojizo semejante a un grano próximo a drenar.
  • Presencia de un pequeño punto amarillento en el centro del orzuelo.
regresar al menú ↑

Tipos de orzuelo

A continuación el siguiente paso es identificar el tipo de orzuelo que tienes. Es muy sencillo clasificarlo, dado que se relaciona con la zona del párpado donde se localiza. Entre ellos podemos encontrar:

  • Orzuelo externo. Inflamación rojiza en el borde del párpado que suele tener un punto amarillento semejante a un grano. Tiende a drenar espontáneamente y sanar en poco tiempo.
  • Orzuelo interno o chalazión. Absceso que se localiza lejos del borde del párpado y suele presentar un punto rojizo semejante a un grano. Tarda más tiempo en  drenar y curarse que el externo, de no ocurrir cambios positivos en los primeros días, se recomienda ir al médico.

En algunos de estos casos el orzuelo no drena lo suficiente y deja como secuela una bolita de grasa endurecida, que debe ser extirpada quirúrgicamente o drenada mediante una incisión con bisturí.

Para diferenciar un orzuelo de un chalazión recuerda que:

  • A diferencia del orzuelo, el chalazión no duele.
  • Los chalaziones suelen ser más grandes que los orzuelos. Si crecen demasiado, incluso pueden dificultar la visión.
  • Los orzuelos suelen aparecen dentro del párpado y no en el borde.
  • Los chalaziones avanzan más lentamente que los orzuelos. Se forman de manera gradual y pueden pasar meses hasta que desaparezcan.
  • Ambos tienden a desaparecer con el tiempo, salvo algunos tipos de chalaziones que no desaparecen y pueden requerir cirugía para su extracción.
regresar al menú ↑

8 efectivos remedios para curar un orzuelo

Aunque hay muchos tratamientos médicos para el orzuelo, siempre es mejor y más aconsejable acudir a los remedios naturales y caseros. A continuación te dejamos una serie de trucos fáciles y útiles para eliminar esos incómodos nódulos.

Método 1. Agua

Este es uno de los tratamientos más utilizados.

Hierve un litro de agua y déjalo refrescar hasta que esté tibio. Humedece un paño limpio con esta agua y colócalo sobre el párpado afectado durante 10 minutos, debes humedecer nuevamente el paño cada vez que se enfríe. Este proceso ayudará a drenar el pus del orzuelo. Repite este proceso cuatro veces al día. El agua no solo calma el dolor y la inflamación, sino que también acelera el proceso de curación. Presiona ligeramente con suavidad, solo lo necesario para mantener la compresa contra el ojo.

regresar al menú ↑

Método 2. Cilantro

El cilantro posee  compuestos de aceites esenciales, seis tipos de ácidos (incluyendo el ácido ascórbico, conocido como vitamina C), minerales y vitaminas, cada uno de los cuales tiene propiedades medicinales que contribuyen a reducir las inflamaciones.

Se dice que es uno de los remedios naturales más eficaces para eliminar los orzuelos. Pon a hervir una cucharadita de semillas de cilantro en una taza de agua y espera un minuto luego de que alcance el punto ebullición. Deja enfriar la solución, cuélala y úsala para limpiar el ojo afectado tres veces al día.

regresar al menú ↑

Método 3. Perejil

Unas hojas de perejil fresco en un tazón de agua hirviendo te ayudarán a reducir la inflamación y mejorar la sensibilidad del párpado.

Deja reposar la solución y luego sumerge un paño limpio en la misma y utilízalo como compresa hasta que se enfríe. Mejor hazlo por la mañana y antes de ir a la cama por la noche.

regresar al menú ↑

Método 4. Manzanilla

Esta hierba posee propiedades antiinflamatorias, antialérgicas, antibacterianas y sedantes.

Añade un puñado de hojas de manzanilla a dos tazas de agua hirviendo. Cuela la solución y déjala enfriar,  y cuando ya esté tibia humedece un paño limpio en ella y colócalo en el ojo afectado durante 10 minutos dos veces al día.

regresar al menú ↑

Método 5. Cúrcuma

La cúrcuma además de utilizarse como especia en la cocina suele emplearse como planta medicinal debido a sus propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y  antibacterianas.

Hierve dos tazas de agua con una cucharadita de cúrcuma en polvo hasta que el líquido se reduzca a la mitad. Cuela la solución con una gasa para que quede bien limpia. Utiliza un gotero para echarte 3 gotas en los ojos dos o tres veces cada día.

regresar al menú ↑

Método 6.  Aloe vera

El aloe vera es reconocido en todo el mundo como una maravillosa planta, ya que ofrece una gran cantidad de beneficios.

La sábila está compuesta de innumerables nutrientes, vitaminas, minerales, proteínas, polisacáridos, enzimas y aminoácidos. Posee grandes propiedades hidratantes, oxigena y fortalece las células de la piel, lo cual ayuda a la flexibilidad y el rejuvenecimiento de la misma. Corta la hoja de aloe vera en sentido longitudinal y se abre en el centro. Moja un algodoncito en el líquido transparente que segrega la planta y pásalo suavemente sobre el párpado afectado por la mañana y por la noche. Después enjuaga con manzanilla o agua tibia. Sirve también para la vista cansada, cataratas y todo tipo de inflamación.

regresar al menú ↑

Método 7. Hojas de guayaba

Es una planta muy conocida por sus grandes propiedades antisépticas, astringentes y antihelmínticas, dado que tiene la capacidad de exterminar las bacterias, los hongos y las amebas que se puedan encontrar en el organismo.

El uso de las hojas de guayaba es otra forma muy efectiva de obtener alivio del dolor causado por el orzuelo. Todo lo que necesitas hacer es calentar las hojas de guayaba y meterlas dentro de un paño caliente. Luego asentar esa tela sobre el ojo afectado para notar alivio rápidamente en caso de ardor.

regresar al menú ↑

Método 8. El pepino

Esta hortaliza se utiliza en diferentes tratamientos estéticos debido a que ayudan a mantener sana la piel, aliviann la irritación y reducen la inflamación.

El pepino es refrescante y astringente, conocido por ser muy útil para mascarillas y orzuelos. Corta en rebanadas un pepino y ponlas sobre la zona infectada para reducir la inflamación y el dolor. Después frota suavemente con un paño húmedo sobre el área afectada.

Sin duda alguna, un orzuelo es algo molesto y nada deseable que todos querríamos tratar cuanto antes. Afortunadamente, ahora puedes poner en práctica estos consejos para intentar eliminarlo sin dificultades.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Otras formas de hacerlo fácilmente

Información del artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp
Hazlo Fácilmente