Cómo cuidarte tras el parto: 7 consejos que lo harán todo mucho más fácil

¡Apréndelo todo sobre el postparto! Hoy repasamos algunas de las recomendaciones esenciales para tener un cuidado adecuado tras el parto.
Cómo cuidarte tras el parto: 7 consejos que lo harán todo mucho más fácil

¿Estás embarazada y quieres recomendaciones para el periodo del postparto? ¿Cuáles son recomendaciones esenciales a tener en cuenta tras el parto? ¿Cómo cuidarte y recuperarte tras el nacimiento de tu bebé?

El período del postparto comprende las primeras siguiente semanas tras el parto. El cuerpo atraviesa múltiples cambios durante este tiempo.

A continuación vas a descubrir qué cambios son esos, y conocerás algunas de las mejores recomendaciones para cuidarte durante todo el proceso.

Útero

Tras el nacimiento de tu bebé, el tamaño del útero crece y muchas mujeres pueden sentirlo debajo de su ombligo. Poco a poco irá reduciendo su tamaño y en aproximadamente dos semanas deberías volver a sentirlo coo siempre.

Los cólicos uterinos son habituales tras el parto, sobre todo durante el período de lactancia o si has tenido varios hijos. Los calambres desaparecen a los pocos días.

Normalmente se utiliza ibuprofeno para calmar el dolor, aunque tu doctor podría prescribirte otro medicamento si lo necesitas.

regresar al menú ↑

Perineo y dolor

La zona localizada entre el ano y la vagina se conoce como perineo. Tu doctor podría cortar esta zona durante el parto. El cuerpo absorbe los puntos de sutura y no es necesario que los retiren.

Los baños con agua tibia y compresas de hielo que te ayuden a reducir el dolor y las molestias. Sentir algo de picor es natural. Pero aplicando agua templada y compresas postparto sobre la zona puede ayudarte a enfriar y aliviar el dolor en el perineo.

Sobre las compresas post parto, también pueden ayudarte con el dolor causado por las hemorroides. Recurre al ibuprofeno según las recomendaciones de tu médico. También es importante tomar medicamentos intestinales para prevenir el estreñimiento mientras sana tu perineo.

Si nada de lo anterior te ayuda a sentirte mejor, habla con tu médico sobre las alternativas para paliar las molestias.

regresar al menú ↑

Sangrado vaginal

El sangrado postparto se conoce como loquios o flujo. Suele ser de color rojo brillante, parecido al de la menstruación, y suele estar presente durante los primeros cuatro o cinco días. El color se vuelve más claro y la cantidad se reduce con el paso de los días. Debe desaparecer completamente en un mes o mes y medio.

Si después de haberse vuelto más claro, el color del sangrado vuelve a ser rojo brillante, quizá estás realizando demasiada actividad y necesitas reposar más.

Si saturas uno o más electrodos en una hora -con o sin coágulos-, habla con un médico inmediatamente.

regresar al menú ↑

Actividad y ejercicio físico

Uno de los mejores ejercicios que puedes hacer después del parto es caminar. Esto te puede ayudar a recuperar tu forma previa al embarazo, pero también puede ser útil para mejorar el estado de ánimo, la rautoimagen y la acumulación de energía.

Si has dado a luz por vía vaginal, puedes empezar un ejercicio leve para restaurar el tono abdominal dos semanas después del parto. Si te sometiste a una cesárea, guarda reposo durante 4-6 semanas antes de empezar con este tipo de ejercicios.

Normalmente, se recomienda empezar los ejercicios Kegel el día después del parto para mejorar el tono y la forma de los músculos vaginales y perineales.

regresar al menú ↑

Dieta

Después del parto, puedes seguir estas recomendaciones para obtener los nutrientes necesarios:

Ingiere una variedad de alimentos saludables donde se incluyan altas cantidades de fibra y hierro. Entre estos alimentos, se encuentran las frutas, verduras de hoja oscura, los granos integrales, las proteínas y los productos lácteos bajos en grasa.

Generalmente, es necesario consumir entre 400 y 600 calorías adicionales durante el periodo de amamantamiento.

Cuando amamantes a tu bebé puedes seguir comiendo los alimentos de los mismos sabores. El líquido amniótico adquiere los sabores de los alimentos que come la madre. Por lo que cuando nazca el bebé, este seguirá disfrutando de una variedad de sabores en su leche materna.

Normalmente, la mayor expresión que debes hacer es con el pescado que contiene mercurio, como el atún, el pez espada o la caballa real.

Simplemente, ingiere líquidos para mantener la hidratación y que la orina sea de color amarillo claro.

regresar al menú ↑

Anticoncepción

Cuando el sangrado se haya detenido y te sientas físicamente cómoda, puedes volver a empezar a tener relaciones sexuales. El sangrado suele cesar en las 4-6 semanas tras el parto, pero cada mujer puede necesitar un tiempo diferente para sentirse físicamente cómoda para volver a tener relaciones íntimas. El gel soluble en agua puede ayudarte con la lubricación vaginal.

Si estás en periodo de lactancia, es posible que tu deseo sexual se haya reducido. Esto es una cuestión hormonal, pero podrías empezar a tener relaciones sexuales antes del chequeo postparto.

Considera el uso de anticonceptivos, ya que es posible quedar embarazada incluso durante este tiempo. Tu doctor te informaré sobre el control de natalidad en tu visita a su consulta. El ciclo menstrual puede empezar aproximadamente en 6-12 semanas si no estás amamantando, pero podría retratarse a 3-12 meses si estás amamantando.

regresar al menú ↑

Descanso y cuidado emocional

Duerme durante el tiempo que duerme tu bebé. Descansar te ayudará a encontrar soluciones más fácilmente. Aprender a alimentar y cuidar a una recién nacido puede resultarte incluso más agobiante con falta de sueño. Si cuentas con ellos, recurre a familiares y amigos para que te ayuden a cocinar, limpiar y cuidar de tus otros hijos.

Limite la actividad para alimentar y cuidar al bebé. Descansa siempre que tu bebé lo haga, tanto de día coo de noche. Tras algunas semanas, tanto tú como tu bebé podréis aumentar poco a poco la actividad.

Las mujeres embarazadas y sus amigos y familiares esperan que el postparto sea una etapa feliz. Aún con todo, es normal que muchas madres atraviesen momentos en los que se sienten tristes, de malhumor o con ansiedad. Los sentimientos de melancolía o los cambios de humor leves y rápidos suelen desaparecer a las dos semanas.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Otras formas de hacerlo fácilmente

Información del artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp
Hazlo Fácilmente