Cómo saber mi reporte crediticio en México

¿Quieres consultar tu reporte crediticio y no sabes cómo hacerlo? ¿Por qué es tan importante revisar este reporte crediticio y qué debes tener en cuenta cuando lo hagas? ¿De qué manera puedes acceder a tu reporte crediticio y qué costo tiene esta gestión?

En ocasiones, cuando hablamos de crédito nos referimos al reporte crediticio. Este reporte incluye la forma en la que usas el dinero:

  • ¿Cuántas tarjeta de crédito tienes?
  • ¿Cuántos préstamos has solicitado?
  • ¿Pagas tus facturas antes de la fecha límite?

Si tienes una tarjeta de crédito o un préstamo de un banco, entonces tienes un reporte crediticio. Algunas empresas recogen esta información sobre tus créditos y tarjetas de crédito, así como información sobre tu liquidez. Todos estos datos están en un mismo sitio: puedes consultar historial crediticio gratis por Internet.

¿Por qué es tan importante revisar mi reporte crediticio?

Mediante tu reporte crediticio puedes conocer tu score de crédito. El score de crédito es un número que corresponde con tu historial crediticio. Si tienes un buen historial, tu score también será bueno.

Consultar tu score de crédito suele tener un coste que algunas empresas cobran de manera mensual. Por lo tanto, antes de pagar cualquier precio, considera detenidamente si necesitas conocer tu score de crédito.

Las empresas revisarán tu historial crediticio siempre que solicites:

  • Un préstamo de un banco.
  • Una tarjeta de crédito.
  • Un trabajo.
  • Un seguro.

Si solicitas algo de lo anterior, la compañía querrá saber si puedes hacer frente a los costes. Es la razón por la que se interesan por conocer el dinero del que dispones. Con la información disponible en tu reporte crediticio pueden decidir si concederte un préstamo, una tarjeta de crédito, un trabajo o un seguro.

regresar al menú ↑

Diferencias entre un buen y un mal crédito

Hay personas con buen crédito y personas con mal crédito. Otras, en cambio, ni siquiera tienen un historial crediticio. Las empresas pueden comprobar esto consultando tu reporte crediticio. Pueden ocurrir varias cosas cuando lo hacen:

Que tengas buen crédito. Es decir, que pagues tus facturas a tiempo y que no tengas grandes préstamos. Esto implica que:

  • Tienes más opciones de préstamo.
  • Te es más fácil conseguir tarjetas de crédito.
  • Pagar tasas de interés más bajas.
  • Pagar menos por préstamos y tarjetas de crédito.

Que tengas un mal crédito. Si pagas tarde tus facturas y tienes poco dinero, significa que tienes un crédito malo, lo cual supone que:

  • Tengas menos opciones de préstamo.
  • Te sea más difícil obtener tarjetas de crédito.
  • Pagarás tasas de interés más altas.
  • Pagaras más por préstamos y tarjetas de crédito.

Que no tengas crédito significa que nunca has solicitado dinero a un banco y que nunca has dispuesto de una tarjeta de crédito, lo cual hace que:

  • No tengas opción a un préstamo bancario.
  • Te sea muy difícil conseguir tarjetas de crédito.
  • Pagues altas tasas de interés.
  • Te sea difícil conseguir préstamos y las tarjetas de crédito y que tengan un coste my elevado.
regresar al menú ↑

¿Cómo acceder a mi reporte crediticio?

Tu historial crediticio es un resumen de tu historial de crédito, donde se enumera:

  • Tu nombre, dirección y número de la Seguridad Social.
  • Tus tarjetas de crédito.
  • Tus préstamos.
  • Tu capital total.
  • Tu capacidad para pagar a tiempo.

Esto existe porque muchos negocios prefieren tener alguna información sobre ti antes de prestarte dinero. Piénsalo: ¿preferirías dejarle dinero a alguien que paga dentro de sus plazos o alguien que siempre se retrasa?

Las empresas revisan este reporte y, en base a ello, deciden si es recomendable dejarte su dinero o concederte una tarjeta de crédito. Este historial también lo suelen revisar reclutadores, antes de concederte un empleo, o compañías de teléfono y seguros antes de aceptarte para recibir sus servicios.

regresar al menú ↑

¿Qué hago con mi reporte de crédito?

Lo principal es leerlo cuidadosamente para asegurarte de que toda la información es correcta.

  • Datos personales: ¿tu nombre y dirección son los correctos?
  • Cuentas: ¿las reconoces y la información es correcta?
  • Información negativa: ¿reconoces las cuentas en esta sección del reporte? ¿es correcta esta información?
  • Consultas: ¿reconoces los lugares en los que has aplicado por un crédito? (En caso negativo, quizá alguien ha robado tu identidad).
regresar al menú ↑

¿Quién publica mi historial crediticio?

Para conseguir tu historial crediticio puedes usar el Buró de Crédito y acceder a una copia de tu reporte crediticio de manera totalmente gratuita una vez el año. Los reportes adicionales tienen un coste de $89.

regresar al menú ↑

¿Qué ocurre si no tengo crédito?

Es posible que no dispongas de ningún historial crediticio si:

  • No tienes ninguna tarjeta de crédito.
  • No has recibido ningún préstamo bancario.

Sin un reporte crediticio es posible que no puedas conseguir un trabajo, un apartamento o, incluso, una tarjeta de crédito. La cuestión es simple: necesitas crédito para conseguir crédito.

regresar al menú ↑

¿Cómo puedo conseguir crédito?

¿Te gustaría tener un reporte crediticio? Entonces necesitas hacer frente a todos los costos que incluye un historial crediticio.

  • En ocasiones, las empresas de servicios públicos incluyen la información en el reporte crediticio. ¿Tienes recibos de empresas de servicios públicos a tu nombre? Esto te puede ayudar a conseguir crédito.
  • Muchas tarjetas de crédito también añaden información a los reportes de crédito.
regresar al menú ↑

¿Cómo corregir los errores de tu reporte crediticio?

  • Escribe una carta explicándole a la empresa cuáles son las preguntas que tienes sobre la información recogida en tu reporte.
  • Explicar qué información crees que está equivocada y por qué lo piensas.
  • Solicitar que la información sea corregida o eliminada de tu reporte.
  • Enviar una copia de tu reporte de crédito con la información incorrecta señalada.
  • Enviar copias de otros papeles que te ayuden a corroborar tu opinión.
  • Enviar esta información por correo certificado y pedir un acuse de recibo. Esta será la prueba de que la empresa ha recibido tu solicitud.
Hazlo Fácilmente