Cómo preparar las flores de tu boda

¿Se acerca el día de tu boda y te gustaría hacerte cargo de los arreglos florales? Hoy aprendemos a elegir y perfeccionar las flores para una boda única.
Cómo preparar las flores de tu boda

¿Se acerca el día de tu boda y quieres hacerte cargo de las flores? ¿Has visto un bello arreglo floral y te gustaría saber cómo hacer eso? ¿Cómo hacer tus propias flores de boda?

Si bien la casi todos los hermosos arreglos y ramos de flores de novia que puedes ver en muchas fotos y revistas suelen ser realizados por diseñadores florales profesionales que cuentan con años de experiencia de diseño y conocimientos florales.

Si te sientes con motivación para hacer este proyecto de manera divertida, hoy va a conocer las claves para que puedas planificar y practica creando impresionantes arreglos florales.

Simplemente sigue estos consejos y recomendaciones para conseguir una gran experiencia. ¡Vamos a ello!

Inspírate con muchas ideas

Revisa revistas, libros sobre decoración, visita floristerías y haz fotografías de aquellos arreglos florales que llamen tu atención. Por ejemplo, puedes visitar un hotel de cinco estrellas para obtener nuevas ideas. Cuantas más ideas reinas, más posibilidades tendrás para incorporar en las flores de tu boda.

regresar al menú ↑

Junta todas tus ideas

Es importante mantener una buena organización para poder conseguir exactamente la apariencia que deseas.

Simplemente reune todas tus fotografías. Cuando sientas que es el momento, simplemente tendrás que descartar aquellas que no te convenzan.

regresar al menú ↑

Elige una paleta de colores

Seguramente tienes un color favorito que quieras utilizar para tu boda. Elige una combinación de colores y aférrate a él.

regresar al menú ↑

Fija un presupuesto máximo

Las flores solo son una fracción de la inversión total que supone celebrar una boda. El vestido, la recepción, la música, los regalos… ¡el presupuesto de las flores también es importante!

Las flores añaden equilibrio, color y fragancia a cualquier boda. Además, es una de las cosas que los indignados más recuerdan. ¿De verdad piensas escatimar en ello?

regresar al menú ↑

Elige las flores

Hay tantas flores como colores para elegir. Rosas, claveles, orquídeas… tu decisión se basará en el lugar donde celebres tu boda y en la estación del año en la que te encuentres. En cualquier caso, siempre quieres asegurarte de que las flores que selecciones van a estar disponibles en tu localidad o que cuentas con recursos suficientes para hacer un pedido para lo que desees.

regresar al menú ↑

Solicita ayuda

Las flores son perecederas, lo que significa que deben preparase y arreglarse en el último minuto. A mayor número de flores, más ayuda vas a necesitar.

regresar al menú ↑

Sigue un protocolo

Prepara un protocolo para tus arreglos florales del mismo modo que escribirías una receta de cocina. Cada mesa necesitará un jarrón, un bloque de fuma floral, 12 rosas, tres brotes, tres tallos de hiedra. ¿Lo vas entendiendo? Esta es una forma excelente de hacerse una idea de lo necesario para lo que esperas hacer.

regresar al menú ↑

Reúne todos los suministros

Reúne todos los elementos en una caja. Si cuentas con ayudantes, haz tantos juegos de suministros como personas colaboren contigo.

regresar al menú ↑

Cuenta con un lugar fresco para almacenar las flores

Es normal comprar y preparar las flores algunos días antes del gran día: por eso necesitas mantenerlas bajo refrigeración. Si la boda es en verano, reserva una habitación de la casa y enciende el aire acondicionado, evitando que el chorro de aire sople directamente sobre las flores.

regresar al menú ↑

Asegúrate del agua

Justo después de comprar las flores, tendrás que añadirles algo de agua. Puedes utilizar cubos según el tamaño de las flores para ello.

regresar al menú ↑

Reserva un área dedicada de trabajo

Necesitas un área dedicada a la tarea para preparar las flores de la boda. Asegúrate de cubrir tantas superficies como puedas con plástico. También necesitas acceso a un fregadero para remojar las flores, varias mesas de grandes dimensiones, bolsas de plástico y un espacio para colocar los ramos y arreglos terminados.

regresar al menú ↑

Practica todo lo que puedas

Haz una o dos tandas de práctica. Compra flores que hayas seleccionado para elaborar un centro de mesa y un ramo, y júntalas. Cronometra el tiempo que tardas en prepararlo y multiplica el tiempo por la cantidad que tendrás que hacer. Con esto tendrás una idea del tipo total que tendrás que invertir para tener las flores listas antes del gran día.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Otras formas de hacerlo fácilmente

Información del artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp
Hazlo Fácilmente