Cómo ayudar a un fumador a dejar el tabaco

¿Un familiar o amigo quiere dejar de fumar? Hoy repasamos los consejos esenciales para ayudar a ese ser querido a dejar su adicción al tabaco cuanto antes.
Cómo ayudar a un fumador a dejar el tabaco

¿Hay un ser querido que intenta dejar de fumar y quieres saber la mejor forma de apoyarlo? ¿A qué desafíos se enfrenta alguien que trata de dejar el tabaco y cómo puedes motivar? ¿Cómo colaborar con alguien que trata de decirle adiós a los cigarrillos?

Fumar es una adicción seria y compleja que hace que para muchos sea dificil dejarlo. Casi todas las personas que se proponen dejar de fumar de forma natural consiguen hacerlo tras unos pocos intentos.

Sin embargo, la ayuda de familiares y amigos es esencial para acelerar el proceso y hoy aprenderás que puedes hacer tú para ayudar a ese ser querido a abandonar su adicción.

Respeta el abandono de su adicción

Comprende que esa persona se está enfrentando a un cambio, y que todo lo que esa persona necesita de ti es apoyo y comprensión. Interésate por saber cómo está superando este desafío: cuáles son sus sentimientos, qué tal percibe los progresos. No todo se limita a no fumar sino más bien a aprender cómo dejar de fumar naturalmente.

Tus palabras de aliento son muy poderosas cuando hablas con alguien que está tratando de alejar el tabaco de su vida. Trata de acompañarle realizando actividades que rellenen su vida: haced ejercicio físico juntos, id juntos al cine, salid a pasear, id a merendar a una cafetería…

Piénsalo de este modo: un fumador puede sentir el tabaco como su compañero de aventuras en los momentos difíciles. ¿Cómo renunciar a eso de la noche a la mañana?

regresar al menú ↑

Haz que su hogar esté libre de humo

La regla de oro: nadie puede fumar en esa casa. Así que trata de eliminar cualquier elemento que evoque al tabaco. Quita todos los mecheros y ceniceros de la vista. Quita todo lo que recuerde a fumar.

Lava la ropa, alfomberas, cortinas… y utiliza ambientadores en casa y en el coche para eliminar el olor de tabaco.

Algunas tareas son estupendas para cuando alguien quiere dejar el tabaco: cuidar a los niños, cocinar, manualidades… ¡cualquier cosa que elimine el estrés es beneficiosa para dejar de fumar!

regresar al menú ↑

Celebra su progreso

Dejar de fumar es un desafío MUY ambicioso. ¿La buena noticia? Que cualquier persona tiene capacidad para hacerlo. Y una forma excepcional de recordárselo es mantener la fe en ellos.

Trata de evitar juicios de valor, reproches, burlas o advertencias. Esto solamente perjudica al fumador y lastra su avance hacia el objetivo de dejar de fumar. Si quieres que tu ser querido deje de fumar, no le hagas recurrir al tabaco para calmar sus sentimientos dañados.

regresar al menú ↑

Relativiza su mal humor

Es normal que su humor esté alterado durante su fase de abandono. Expresa claramente tu comprensión por los síntomas de la absitencia a la nicotina. Son reales, pero no duran para siempre.

En aprximadamente 2 semanas habrán desaparecido. Evita los consejos. Solamente interésate sobre cómo uedes ayudar con su tratamiento o plan de abandono.

regresar al menú ↑

Comprende el proceso de desintoxicación

Es bastante habitual que los fumadores que están tratando de dejar el tabaco le den una calada eventual a un cigarro o fumen uno o dos cigarrillos. Este comportamiento es muy natural cuando alguien intenta dejar de fumar.

Simplemente recuérdalo cuánto tiempo ha estado sin fumar antes de volver a hacerlo. Recordar todas las razones por las que quería dejar el tabaco le ayudan a quitarse de la cabeza la idea de volver a hacerlo.

regresar al menú ↑

Una recaída no es el fin del mundo

Es habitual que una persona necesite de varios intentos antes de conseguir dejar el tabaco con éxito. Una recaída consiste en volver a fumar como antes de inetntar de dejar de fumar. Si esto pasa, tan solo considéralo como una prueba para la próxima vez.

Persevera en tu aliento y apoyo hacia tu ser querido. Reconoce su valentía por tratar de dejar atrás el tabaco y elogia todo el tiempo que haya estado sin él, hayan sido días, semanas o meses.

Tu ser querido tiene que entender que no ha fracaso, sino que sigue aprendiendo a dejar de fumar, y que está permitido hacerlo tantas veces necesite.

regresar al menú ↑

Anímalo a seguir intentándolo

Si alguien no está perperado para dejar de fumar es porque está preparado para volver a intentarlo pronto. Anínalo a aprender del intento, ya que todo eso lo podrá aprovechar la próxima vez. Es importante adquirir ciertas habilidades para aprender a no fumar.

Fuma lejos de la persona que está abandonando el hábito. Mantén tus cigarrillos y toda la parafernalia del fumador fuera de la vista. Jamás le ofrezcas fumar ni ninguna otra forma de tabaco.

Considera la idea de unirte a tu ser querido en el plan de abandonar los cigarrillos. Mejorará tu salud, pero también lo harás todo más fácil si te unes a alguien que tiene el mismo objetivo que tú.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Otras formas de hacerlo fácilmente

Información del artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp
Hazlo Fácilmente