Cómo mantener una higiene íntima correcta

¿Conoces los riesgos potenciales de una higiene vaginal deficiente? Hoy descubrimos todos los consejos para ayudarte a mantener un ambiente íntimo adecuado.
Cómo mantener una higiene íntima correcta

¿Cómo proteger la zona más intima de tu cuerpo frente patógenos externos? ¿Cuáles son los riesgos de una mala higiene vaginal? ¿Qué hacer para evitar complicaciones más comunes asociadas con la higiene íntima?

La zona íntima está formado por un sistema donde habitan decenas de especies de microorganismos. En este ecosistema se halla una familia de bacterias conocido como Lactobacillus, que se encargan de proteger el ambiente vaginal frente a patógenos.

La zona íntima está formado por un sistema donde habitan decenas de especies de microorganismos. En este ecosistema se halla una familia de bacterias conocido como Lactobacillus, que se encargan de proteger el ambiente vaginal frente a patógenos.

A pesar de eso, existen varias circunstancias bao las cuales, tu higiene íntima puede alterara el equilibrio de la microbiota vaginal y comprometer tu salud femenina.

Hoy aprenderás a cuidar minuciosamente de la zona más delicada de tu cuerpo.

Utiliza un gel específico para tu zona íntima

Los jabones y geles de baño tradicionales no están orientados a mantener el equilibrio ácido-base del ecosistema vaginal, ya que reducen la población de lactobacterias que lo protegen frente a gérmenes perjudiciales.

Utiliza productos de limpieza específicos para apoyar la defensa natural de la vagina frente inflamaciones e infecciones.

Existen geles específicos para lavar tu zona íntima que puedes utilizar una vez al día, y más estríctamente durante la menstrución o el embarazo, que ayudan a garantizar una estricta higiene íntima durante todo el día.

regresar al menú ↑

Seca correctamente

Usa una toalla de algodón suave para absorber el exceso de agua de tus zona íntima.

Utilizar la esponja de baño puede ser perjudicial, ya que acumulan microorganismos dañinos que pueden afectar a la integridad de la epidermis, incrementando así la posibilidad de inflamar la zona.

regresar al menú ↑

Elige toallas sanitarias y tampones cuidadosamente

En el mercado puedes encontrar una inmensa cantidad de productos que contienen una composición que pueden afectar a tu salud vaginal. En lugar de utilizar las compresas sanitarias convencionales, las de algodón orgánico o de tela lavaba, los tampones o las copas menstruales son opciones más saludables que cada vez utilizan más mujeres.

regresar al menú ↑

Cuida de tu pareja

Una forma excelente de mantener óptima tu salud vaginal es cuidar la higiene de tu pareja.

Báñate antes y después de mantener relaciones íntimas (a menos que estés tratando de quedar embarazada).

También es importante cambiar de preservativo entre cambios en la actividad íntima.

regresar al menú ↑

Opta por ropa cómoda y transpirable

Los tejidos transitables y naturales permiten una circulación libre de aire y no interfiere en la circulación sanguínea.

Las telas sintéticas tienden a incrementar el nivel de humedad y la temperatura de la zona íntima, que puede facilitar que las bacterias dañinas colonicen la zona.

Algunas prendas, como el bikini, puede favorecer un ambiente húmedo que facilite la proliferación de microorganismos patógenos.

regresar al menú ↑

Dale cuidados específicos a tu zona íntima

El desodorante íntimo o eliminar el vello público se asocia con un área más vulnerable y delicada frente a infecciones. Ten en cuenta esto cuando pienses en cuidar de tu zona íntima.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Otras formas de hacerlo fácilmente

Información del artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp
Hazlo Fácilmente