Cómo ser optimista: 8 hábitos de personas perpetuamente optimistas

¿Quieres ser más optimista? Toma nota de estos hábitos de gente optimista.
Cómo ser optimista

¿Sabes de esa gente que aparentemente tienen una perspectiva de la vida brillante incluso cuando las cosas no van exactamente por el buen camino?

Sabes a quienes me refiero: A esos amigos a quienes le han derramado un café sobre su camiseta blanca y, aun así, mantienen una sonrisa despreocupada en su cara. A esos compañeros de trabajo que metieron la pata en la presentación de por la mañana y a pesar de ello están de buen humor durante el almuerzo. Ellos miran la vida al revés y, aún así, siguen viviendo en la realidad,

Aquí está el secreto: No tienen nada mágico, no hay un unicornio con poderes que les hace ser de esa manera.

Tan solo adoptan comportamientos que refuerzan su armadura mental de positividad sin hacer parecer que están en las nubes, tal como dice Melissa Blakeman, M.D., la directora médico regional de la Univerisdad John Hopkins.

Aquí abajo bajo hay unos cuanto hábitos que esa gente realísticamente positiva practica en su base diaria.

Cómo ser optimista

1. Tienen rituales calmantes

La vida puede traernos una serie de acontecimientos llenos de estrés, pero la gente positiva sabe como hacer frente a esa ansiedad de una forma saludable. De hecho, ciertos comportamientos liberadores de estrés pueden promover emociones positivas. Estudios han demostrado que tanto el ejercicio como la meditación están vinculados con ánimos más felices.

“Actividades como el ejercicio y la meditación no solo son sin duda de gran ayuda para mantener una actitud positiva, sino que también te ayudan a pensar con mayor claridad,” dice Blakeman. “Cuando esos hábitos se quedan por el camino, personalmente puedo decir que me quedo atascada en los pequeños detalles y paso un mal rato buscando un camino a través de las frustraciones de la vida diaria.”

2. Aprovechan su positividad durante los momentos de desafío…

En un análisis del pensamiento positivo publicado en la Revista de la Personalidad y la Psicología Social, los expertos sugieren que cultivar una mentalidad optimista te puede ayudar a abordar los retos con resistencia y, como resultado, te podría conducir potencialmente hacia un gran bienestar. El autor del estudio escribió:

“Porque las emociones positivas surgen en respuesta a las oportunidades difusas, en lugar de enfocarse estrechamente en las amenazas, las emociones positivas amplían momentánemante la atención y los pensamientos de la gente, activándoles a dibujar un alto nivel de conexiones y un rango más amplio de lo normal de percepciones o ideas. Sucesivamente y como resultado, esas perspectivas ampliadas incluso ayudan a la gente a descubrir y construir recursos personales.”

3. …Pero también abrazan la negatividad

Nadie es inmune a las adversidades de la vida, ni siquiera los optimistas. La clave es ser positivo pero manténiendote bajo la realidad, nos cuenta Blakeman.

“Ciertamente hay multitud de retos que todos experimentamos,” dice. “La gente positiva enfoca sus cabezas en ellos, con un ‘todo esto acabará pasando’. Tienen esa idea de que han pasado por desafíos antes y que han conseguido atravesarlos.” Eso puede significar afrontar una tarea al día o dándose tiempo para ajustarse a la “nueva normalidad” de un gran cambio, añade.

4. No abusan de si mismos

Muchos de nosotros somos nuestros peores críticos, pero los individuos positivos han aprendido a aceptarse a si mismos tal y como son. Estudios demuestran que una autoaceptacion podría ser vital para una vida más feliz.

Una forma de cultivar más compasión hacia nosotros mismos es a través de la meditación Amor-Amabilidad, o un ejercicio donde extiendas tus sentimientos de amor y de buena voluntad hacia ti y los demás. Investigaciones publicadas en la revista Ciencia Psciológica postulan que aquellos que practian regularmente esa conducta experimentan más emociones positivas. Por no mencionar que también cosecharás otros beneficios de la meditación.

5. Eliminan las relaciones tóxicas

Quien eres es solo un reflejo parcial de quiénes has elegido que te rodeen, por eso un buen sistema de apoyo es crucial para una perspectia optimista, explica Blakeman. Los estudios muestran que las emociones como el estrés y la felicidad son contagiosos, por lo que cuanto más los tengas a tu alrededor, más se reflejarán en ti esas actitudes.

Contando con este conocimiento, la gente positiva construye un fuerte círculo social que les ayuda a reforzar su naturaleza optimista. “Te sorprendería mucho cuánto un buen grupo que te apoye puede influir en una buena actitud”, dice Blakeman.

6. Celebran las pequeñas victorias

La gente positiva le dan a los grandes logros y las pequeñas victorias el mismo peso, dice Blakeman. Hay un gran poder al reconocer las pequeñas cosas.

Investigadores demuestran que la gratitud puede conducir a un incremento del optimismo, y es un hábito positivo del que la gente hace un punto a practicar. Gratitud para los pequeños momentos, como llegar a tiempo al metro antes de que deje la plataforma o recibir un email de cortesía de tu jefe en el trabajo, proporcionan más oportunidades para ser positivo desde que te concentras en las múltiples facetas de tu día.

7. No dejan que su optimismo dificulte metas

A pesar de toda la, bueno, investigación positiva en positividad, hay algunos inconvenientes si es enfocada incorrectamente, sobre todo cuando viene persiguiendo tus metas. Los estudios sugieren que demasiados puntos de vista positivos (tener una mentalidad de cuento de hadas) puede impedirte conseguir tus objetivos.

Todo el mundo sufre retrocesos en su persecución del éxito. La gente optimamente positiva reconoce esos baches de velocidad y proceden a resolver los problemas a su alrededor a fin de conseguir sus metas, segun Blakeman. Esta clase de actitud mantiene equilibrados realismo y optimismo a partes iguales, lo que hace que la persecución sea menos fantasía pero aún conduce a un resultado satisfactorio.

8. Planifican el futuro

Un estudio conducido por la investigadora en psicología Sophia Chou encontró que aquellos identificados como optimistas realistas creian tener más control sobre sus relaciones y circunstancias.

“Todo el tiempo afrontan una cuestion, un desafío o un problema, nunca dicen ‘No tengo elección y esto es lo único que puedo hacer‘” contaba Chou en LiveScience. “Son personas creativas y contarán con un plan A, con un plan  B y con un plan C.”

Sin embargo, es importante darse cuenta cuando tu situacion o plan actual se convierte en demasiado abrumador. Un pensamiento positivo se cultiva mejor en una mente relajada, por lo que es muy importante tomar un descanso cuando pasas a estar tan “atascado con los detalles” que hace que se bloquee tu actitud, dice Blakeman.

Fuente: http://www.huffingtonpost.com/2015/04/09/habits-of-optimists_n_7020016.html

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Otras formas de hacerlo fácilmente

Información del artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp
Hazlo Fácilmente