Cómo superar el miedo a los insectos

¿Tener un insecto cerca es uno de los peores escenarios que podrías presenciar? ¿Sientes aversión hacia los insectos hasta el punto de que el miedo a sus picaduras influye en tu vida diaria? ¿Tienes que lidiar sí o sí con ellos en alguna situación pero con solo pensarlo ya sientes escalofrios por el pánico o el asco que te producen?

Todos los podemos identificar con facilidad: suelen tener dos antenas, tres pares de patas y dos pares de alas. Seguramente también puedas enumerar algunos sin ninguna dificultad, ya que se trata del grupo de animales más diverso de todo el planeta Tierra.

Encontramos insectos en todas partes y con diversas formas, tamaños, peligrosidad… por eso para quienes sufran de fobia a este tipo de animales puede conllevar un gran inconveniente tener que hacer frente a un insecto sin importar sus características.

Cucarachas, escarabajos, abejorros, avispas, orugas, grillos, libélulas… Es evidente que con un número tan grande de seres no todos pueden caerle bien al 100 % de las personas, por eso mismo debes saber que tener fobia a los insectos no se trata para nada de algo raro o minoritario y que, por el contrario, es algo más frecuente de lo que te puedes imaginar.

De hecho, la entomofobia (fobia a los insectos) se considerada como la fobia hacia animales más común entre la población, así que afortunadamente esto ha permitido un tratamiento en mayor profundidad de la cuestión que ahora puedes usar tú en tu beneficio para superar ese rechazo que te producen los insectos.

El miedo no es algo malo, sino que es una barrera para defendernos de lo que nuestro cerebro considera como peligros. Sin embargo, un exceso en nuestros niveles de alerta frente a determinados acontecimientos podría afectar de manera directa a nuestro día a día es lo que convierten al miedo en fobia.

Lo normal es que la fobia a los insectos se presente de dos maneras, pudiéndose presentar una, otra o ambas en una medida exagerada:

Asco al insecto

Unos jamás desearían tener un insecto sobre su piel; otros ni siquieran pueden verlos. El asco es una desagradable sensación ante algo que vemos, olemos o tocamos y para muchas personas entrar en contacto con un insecto es una pesadilla que prefieren no imaginar.

Miedo a la picadura

Este es otro de los miedos que generalmente despiertan los insectos. Sentirnos presas del pánico ante el daño que nos pueda infligir un insecto es otra rama de la entomofobia. Es lógico, ya que mientras algunas picaduras pasan plenamente desapercibidas, hay otras que pueden incluso pueden causar la muerte.

Puedes conocer exáctamente todo sobre picaduras de insectos para estar prevenidos ante cualquier ataque en el siguiente enlace: www.lapicadura.com.

¿Cómo saber si tienes verdadera fobia a los insectos?

Se podría decir que sufres de fobia a los insectos si cumples algo o todo de lo que te cuento a continuación:

  • Reacciones que parecen irracionales y exageradas incluso para el propio sujeto. Por ejemplo, bloquearse al ver un insecto hasta el punto de paralizarse o perder el control puede ser un síntoma claro de entomofobia.
  • Evita ir a lugares donde puede encontrar insectos. Quienes padecen entomofobia tratan de esquivar planes que tengan que relación con la presencia de insectos. Una excursión por la montaña, una barbacoa en el campo o sentarse sobre la hierba del parque son cosas que un entomofóbico jamás haría.
  • Le resulta imposible compartir espacio con un insecto, aunque sea abierto. Si no le queda más remedio que hacerlo es posible que acceda, aunque sentirá una gran dosis de ansiedad tratando de gestionar la presión al tratar de no perder el control.
  • Malestar físico ante la presencia física o mental de un insecto. Sufre de sudoración, respiración rápida, taquicardia, náuseas y, en ocasiones, incluso llora al tener un insecto cerca.
  • Sus decisiones se ven supeditadas al propio miedo a los insectos. La entomofobia influye en la vida del afectado desde haciéndole cambiar el camino para ir al trabajo, hasta ejerciendo poder en el lugar donde vivir.

Aunque los síntomas pueden variar de una persona a otra, por lo general, mediante los signos anteriores podemos entender mejor si se trata de auténtica entomofobia.

volver al menu ↑

4 pasos super efectivos para superar la fobia a los insectos rápidamente

Superar el terror que te producen los insectos es posible siempre que se trate de una fobia real. Aunque no existe una fórmula mágica, sí que podemos encontrar una serie de metas que nos ayudarán enormemente en nuestra misión para ser felices de una vez por todas aun con insectos cerca.

1. Sumérgete en el interesante mundo de los insectos

Clases de entomología, buscar datos e imágenes en internet, ver una película o jugar a un videojuego donde los insectos tomen relevancia son excelentes iniciativas para superar el miedo que le tenemos a los insectos. Puedes ver un documental o, simplemente, mirar algún vídeo en YouTube te ayudará a entender mejor a estos pequeños amigos para que veas que no son tan terribles como piensas.

2. Habitúate a su existencia

La realidad es que están para quedarse. No hay nada que puedas hacer, así que la mejor idea que se me ocurre pasa por aprender a convivir con ellos en armonía y pacifismo. Son nuestros hermanos pequeños dentro del Universo, así que cualquier daño que te puedan hacer no entra en ningún caso dentro de una consciencia que gestione sus acciones. Empieza a comprender que los insectos no tienen nada contra ti, puesto que ni siquiera saben que existes.

3. Constata que ya no es para tanto

Es cierto que existen insectos que pueden causar la muerte. Sin embargo, solo son algunos lugares del mundo donde habitualmente encontramos insectos altamente peligrosos por las calles o casas. Conocer exactamente ante qué tipo de insecto estamos resulta crucial para descubrir si estamos ante un miedo irracional o ante un miedo justificado. Solo informándote sobre lo que te produce miedo podrás superarlo rápidamente y con menor esfuerzo. Busca información sobre los insectos que más te sueles encontrar en tu día a día para darte cuenta lo antes posible de que realmente no hay nada que temer.

4. Acércate a los insectos poco a poco

Una vez hayas asimilado de qué manera trabaja tu miedo, entonces estarás más cerca de superar el miedo a los insectos. Todo depende de ti, puede que tardes 5 minutos o que necesites de algunas semanas, pero superar la fobia a los insectos es algo que todos pueden hacer.

La clave está en un acercamiento paulatino hacia el foco de tu pánico, de manera que al final seas capaz de alcanzar una vida feliz sin pasarlo mal cada vez que veas un insecto.

Hazlo Fácilmente