Cómo quitar el dolor de muelas

Una de las molestias que más frecuentemente padecemos las personas es el terrible dolor de muelas que nos hacen sentir incómodo, enfermar, dificultad para dormir e incluso afectan a nuestro estado de ánimo.

Este tipo de dolor suele aparecer de forma inesperada, persistente y nos limita enormemente a la hora de comer.

La mayor parte de los casos el dolor se transmite de un lugar a otro como la cabeza o de una muela a otra, por lo que desde el primer síntoma o molestia es necesario buscar una solución efectiva evitando así que el dolor se extienda por diferentes partes del cuerpo causándonos malestar.

Es importante conocer algunos remedios caseros con ingredientes naturales que usamos habitualmente y son mucho más saludables que acudir a fármacos o pastillas que pueden repercutir negativamente en la salud.

Aún así, si el dolor persiste durante varios días y es muy intenso es necesario acudir a un especialista odontólogo para que determine las causas de esta afección.

Causas probables del dolor de muelas

Existen diferentes causas que generan el dolor de muelas:

  • Restos de alimentos en el diente
  • Dolor de oído
  • Rotura o pérdida de un empaste
  • Lesión en la mandíbula
  • Sinusitis o resfriado
  • Absceso dental
  • Caries
  • Gingivitis
  • Infección en la mucosa salival
  • Fractura del diente
  • Hipersensibilidad dental
  • Ataque cardíaco

Consejos para prevenir el dolor de muelas

-El primero es llevar un cuidado diario de la boca mediante el cepillado después de cada comida con un cepillo de dientes que nos permita acceder a todas las zonas.

-Utilizar un potente dentífrico anticaries que elimine cualquier resto de suciedad y nos permita tener unos dientes limpios y sanos.

-Mantener la cabeza erguida y una posición recta ayuda a eliminar la tensión de la zona.

-El uso del hilo dental después del cepillado para evitar que queden restos de suciedad en las zonas más difíciles de acceder.

-Evitar el consumo de dulces y azúcares y llevar a cabo una alimentación saludable que nos aporte los nutrientes que necesitamos.

-Evitar los ácidos en las comidas, dado que estos afectan negativamente a nuestra salud bucodental.

loading...

-Evitar alimentos muy fríos o muy calientes, dado que la zona tiende a estar extremadamente sensible.

-Estar ocupado y con la mente distraída ayuda a disminuir el dolor, ya que se cambia el foco de atención y no es tan fuerte la sensación.

21 remedios para eliminar el dolor de muelas

  1. Hielo. El frio es el método más tradicional empleado en este tipo de afecciones ya que disminuye el dolor, la hinchazón y la inflamación.
    Colocar en una toalla un poco de hielo y colocar sobre el lugar afectado durante 20 minutos repitiendo el proceso 3 veces al día.
  2. La sal como aliada. La sal contiene una gran propiedad antiséptica por lo que resulta bastante útil a la hora de este tipo de situación.
    Hacer gárgaras con agua y sal durante un minuto tres veces al día. Esto ayudará a limpiar la suciedad disminuyendo el dolor y previniendo una posible infección.
  3. Aceite de clavo. El aceite de clavo ayuda a aliviar el dolor de muelas hasta que desaparece por completo.
    Se frota la muela afectada con unas gotas de aceite cinco veces al día, después de cada cepillado. Puede encontrarse en cualquier farmacia.
  4. Agua oxigenada. También conocido como peróxido de oxígenos es muy eficaz para blanquear y desinfectar.
    Con un bastoncillo se debe aplicar sobre la muela unas gotas de agua oxigenada realizando movimientos circulares de forma suave.
    Es muy importante tener cuidado de no tragarse el agua oxigenada y enjuagarse la boca varias veces con agua fría una vez finalizado el proceso.
  5. Té negro. El té negro previene la formación de caries debido a su alto contenido en minerales que protegen nuestras piezas dentales.
    Calentar un poco de agua con una bolsita de té negro y dejar que se enfríe a temperatura ambiente.
    Después realizar gárgaras 4 veces al día hasta que el dolor haya desaparecido. El té negro tiene propiedades calmantes para el dolor.
  6. Perejil. Esta hierba tiene un gran poder antioxidante y depurativo que podemos utilizar para numerosas situaciones.
    Simplemente debemos masticar unas hojas de perejil en la zona dañada durante unos segundos. Repetir el proceso tres veces al día.
  7. Licor. El licor contiene alcohol que adormecerá la zona inflamada, sólo basta con ingerir un pequeño sorbo de licor y mantenerlo durante unos segundos en la zona de la muela.
    Seguidamente escupirlo y enjuagar con agua. Este método resulta muy eficaz en el caso de que el dolor sea muy intenso.
  8. Ajo. Es uno de los principales ingredientes por su acción antiséptica y antiinflamatoria combatiendo las infecciones y los dolores que ocasionan.
    Se tritura un poco de ajo de forma que quede una masa concentrada y se aplica en el diente o la encía dejando actuar unos minutos. Después se enjuaga la boca con agua para eliminar el fuerte sabor.
  9. Menta. Esta planta antiséptica es beneficiosa en los casos en los que hay una infección.
    Morder unas hojas de menta hace que la molestia disminuya además de dejarnos una agradable sensación de aliento fresco reduciendo la halitosis y combatiendo las bacterias de la boca.
  10. Sáuco. Esta planta tiene propiedades calmantes, antisépticas y antiinflamatorias y se emplea principalmente en el tratamiento de inflamaciones nerviosas.
    El preparado consiste en añadir un poco de pimienta, sal y 1/3 de un vaso de vino a la infusión de sáuco y realizar un enjuague bucal después del cepillado.
  11. Aloe vera. Conocida como sábila o sávila es una de las plantas utilizada para aliviar el dolor y la inflamación de heridas debido a su alta capacidad cicatrizante y su rápida efectividad.
    Se emplea en llagas, gingivitis, inflamación de la mucosa bucal u otras lesiones. Se utiliza triturando unas cuantas hojas aplicando unas gotas sobre el área afectada.
  12. Manzanilla. La manzanilla o camomila es un fuerte antiinflamatorio y antiséptico eliminando todas las bacterias que dañan nuestra salud bucodental.
    Se vierte una gota de aceite de oliva en una infusión de manzanilla y se aplica con un bastoncillo en el lugar afectado masajeando suavemente.
  13. Orégano.  Posee grandes vitaminas y minerales beneficiosos para la salud actuando como antioxidante y antiinflamatorio, además de un efecto refrescante que deja sensación de limpieza.
    Basta con hervir un poco de agua con orégano y realizar enjuagues a lo largo del día.
  14. Eucalipto. Esta planta se caracteriza entre otras cosas por ser analgésico, antiinflamatorio y antiviral combatiendo las placas bacterianas.
    Se aplica haciendo enjuagues con infusiones de eucalipto después de cepillarse los dientes.
  15. Paños calientes. Se coloca un paño limpio en un radiador durante unos minutos y se aplica directamente en el rostro haciendo disminuir la sensación de dolor.
  16. Amapola. Esta flor ejerce un gran efecto sedante y rápido de actuar.
    Se poner a hervir 300ml de agua y se le añade una cucharada de amapola, una cucharada de orégano y un par de clavos dejando reposar unos 15 minutos. Después se realizan varios enjuagues durante tres veces al día.
  17. Clavos de olor. Esta hierba procedente de Indonesia tiene múltiples efectos terapéuticos ya que actúa como sedante debido a sus flavonoides que reducen la inflamación y el dolor.
    Se puede aplicar colocando de manera directa un clavo en la muela durante unos minutos, o bien hervir medio vaso de agua y añadir 5 clavos para hacer una infusión. Seguidamente realizar enjuagues dos o tres veces al día.
  18. Patata fría. Las patatas tienen propiedades cicatrizantes que pueden ser efectivas en este tipo de dolencias.
    Se deberá enfriar una patata en el refrigerador hasta que quede bastante fría. Aplicarse sobre la muela durante unos minutos para que los síntomas disminuyan.
  19. Sidra.  El vinagre de sidra de manzana tiene un gran efecto desinfectante y se usa en muchos casos para combatir el mal aliento ya que combate las bacterias de la boca.
    La mezcla se realiza con un poco de vinagre de manzana, se le añade unos granos de pimienta roja y se realizan varios enjuagues seguidos un par de veces al día.
  20. Acupresión. La acupresión es una terapia alternativa de la medicina china que consiste en aliviar dolores mediante la presión de diferentes puntos del cuerpo.
    Se trata de hacer presión en uno de los dedos índices por la parte que está cerca de la uña presionando con fuerza durante unos segundos.
  21. Aspirina. Consiste en poner una aspirina encima de la superficie dolorida dejando actuar su poder calmante.

loading...
Hazlo Fácilmente