Cómo mejorar la concentración

¿Tienes una tarea pendiente pero la falta de concentración te impide completarla? ¿De verdad nuestra capacidad de concentración responde a una cuestión genética o existe algo que podamos hacer para mejorarla? ¿Cómo evitar perder nuestra concentración para resultar más productivos durante un mayor tiempo?

La concentración es como un músculo, así que parece lógico pensar que necesitemos ejercitarla para hacerla más funcional y productiva pero, ¿cómo hacemos esto de manera sencilla, rápida y sin cansarnos demasiado?

La excelente noticia es que todos podemos empezar a entrenar nuestra capacidad de atención desde ya, con tan solo seguir una serie de técnicas que mejorarán de instantáneo nuestros niveles de concentración y, a su vez, nuestro rendimiento general de manera espectacular.

No obstante, como ya sabemos: más no significa mejor, por lo que someter nuestro cerebro a un alto estrés continuado no solo no tendrá el efecto deseado, sino que los resultados se verán mermados. Nuestra mente requiere de descanso para recuperarse y volver a su óptimo nivel de funcionamiento.

Al igual que los músculos u otros órganos, no se puede estar al mayor rendimiento durante mucho tiempo seguido.

Cuando llevamos mucho tiempo trabajando sin descanso, el nivel de concentración disminuye, aumentan las interferencias y baja la productividad inminentemente. Por lo tanto, estar más horas trabajando no significa ser más productivo, ya que esta se mide por el número de objetivos alcanzados y no por el tiempo empleado.

8 maneras ultra-efectivas para conseguir una máxima concentración

Todos queremos tener la máxima concentración posible para realizar de la mejor manera nuestro trabajo. Aquí te dejamos una serie de estrategias para que ejercites tu concentración y seas una persona competente y eficaz.

1. Descansa adecuadamente

Asegúrate de descansar las horas suficientes de sueño.

Asimismo ten un horario de sueño regular. Se recomienda un mínimo entre 7-8 horas diarias. La concentración requiere que tu mente esté calmada y sin el descanso esto no es posible. Esta puede ser la clave para concentrarte.

2. Tapones para los oídos

Esto te ayuda a aislarte del ruido exterior y centrarte en lo que estás haciendo.

Vivimos en un mundo rodeado de múltiples sonidos, tanto de vehículos como de personas, por lo que debemos de aprender a no escuchar lo del exterior y empezar a oír el silencio.

3. Medita de vez en cuando

La práctica de la meditación requiere de concentración para desconectar la mente.

Un periodo diario de meditación nos brinda la oportunidad de trabajar específicamente en las técnicas de concentración. La mente escomo un animal salvaje en la que nosotros jugamos el papel de domadores y cuando lo conseguimos el león se convierte en un dulce gatito.

4. Come equilibradamente y de forma saludable

Comer comidas ligeras y sanas puede ayudarte a maximizar tu habilidad para concentrarte.

Es importante ingerir los nutrientes que necesita tu cuerpo para un adecuado funcionamiento. Ten en cuenta que el organismo es una máquina que está en continua actividad, por eso es importante darle el combustible que necesita.

5. Planifica tu rutina de abordaje

Planifica y ordena las tareas que tienes que hacer.

Colócalas por orden de prioridad eligiendo las más importantes y las menos relevantes. Si sabemos exactamente qué tenemos que hacer y cómo, la tarea se vuelve más sencilla. Una buena planificación nos ayudará a evitar el estrés, las prisas y los obstáculos que puedan surgir. Nuestro enfoque será  más adecuado a la hora de abordar cada tarea con éxito.

6. Haz ejercicio moderadamente

La capacidad de concentración depende mucho de tu bienestar físico.

Si estamos saludables y tenemos resistencia y fuerza física nos será más fácil concentrarnos en hacer algo que si, por el contrario, nos sentimos cansados, enfermos o afligidos. El ejercicio nos permite despejar la mente y sentirnos más liberador y eso nos ayudará a incrementar nuestra atención cuando requiramos de ella.

7. Una cosa a la vez

Si vas de un lado para otro y comienzas una tarea antes de terminar la anterior, estás diciéndole a tu cerebro que está bien pasar de un tema a otro, además de no finalizar ninguna de ellas.

Cuando empieces algo  sigue con ello hasta que lo acabes, no importa que solo sea una acción, lo importante es que le dedicas el 100% de tu atención.

8. Aléjate de la cama

Trabaja en un lugar de trabajo.

La zona donde trabajas es el lugar donde te concentras y si lo haces en la cama, al ser el sitio donde duermes, estarás asociando subconscientemente que es la hora de dormir. Eso no te ayudará a que estés concentrado, sino a que te dé sueño.

La realidad es que existen diversas formas de conseguir un mayor nivel de concentración. Aunque cada uno puede tener sus propias técnicas, ¿qué tal si pruebas alguno de estos consejos para ver si consigues concentrarte de una vez?

Mundo Aspirador

¡Aspira a una casa mejor!

Magia y Poder

Déjate envolver por el poder de la magia...

Tu Robot de Cocina

¡Porque para comer bien ya no hay que mancharse!

Hazlo Fácilmente
Registrar una cuenta nueva
Restablecer la contraseña