Cómo crear una página web

¿Eres de los que todavía piensa que crear una página web es algo complicado para lo que se requieren de avanzados conocimientos informáticos, muchísima práctica y enormes dosis de paciencia? ¿Existe alguna manera que permita publicar nuestros contenidos en la web que sea sencilla para que cualquiera sin conocimientos previos pueda hacerlo? ¿Cuáles son las mejores opciones a día de hoy para crear una página web disponibles para un usuario de “andar por casa”?

Una página web puede ser creada con múltiples propósitos: dar a conocer algo o alguien, conseguir algún objetivo social o, simplemente, construir una herramienta que nos genere los ingresos suficientes como para poder dejar nuestro trabajo para vivir de ella.

A diferencia de hace unos años, donde era imprescindible pelearse con complejos códigos y con abrumadores lenguajes de programación, a día de hoy crear una página web es algo intuitivo, sencillo, rápido y sorprendentemente barato.

Es verdad que te encontrarás alguna dificultad por el camino y que tener tu página web 100 % optimizada te conllevará algún que otro quebradero de cabeza, pero empezar a crear una página web estable para nada se trata de una tarea tan ardua y compleja como hace algunos años, donde para crear tu propia página web era requisito tener nociones sobre los diferentes lenguajes de programación y conocimientos para modificar los diferentes códigos internos.

La buenísima noticia está clara: Ya no necesitas saber nada de informática para crear tú mismo una página web.

La razón por la que se ha visto simplificado el proceso de creación y administración de una página web o blog es debido a la aparición de potentes gestores de contenido, con los que podremos subir todos nuestros textos, vídeos e imágenes de manera sencilla mediante unos intuitivos menús.

¿De verdad que cualquiera puede crear una página web con unos cuantos clics?

Sí, sí, sí. Crear una página web de manera rápida, pero con resultados avanzados, por fin es algo realmente fácil.

Con tan solo hacer una búsqueda en internet, vemos como los mejores expertos recomiendan un diseño limpio y atractivo, que cargue rápido o que incluya botones sociales, pero desde ya debes saber que lo que atraerá miles de usuarios a tu página web no es nada de esto.

Aunque la puesta a punto de tu sitio web puede ser algo que cualquiera que se lo proponga puede hacer, la realidad es que lo imprescindible para que tu página web alcance el éxito reside en una sola cosa: el contenido.

El contenido es el pilar fundamental de tu página web. Sin embargo, existen una serie de factores que deberás tener muy en cuenta si quieres que tu proyecto sea realmente un auténtico éxito.

Existe diferente tipo de contenido y diversas maneras de presentarlo, que variarán según las necesidades de tu audiencia:

  • Texto: El clásico por excelencia. Es fácil de producir, barato si lo haces tú mismo, aunque como contra te diré que tendrás que invertir largas horas en preparar cada una de tus unidades.
  • Multimedia: Cada vez va ganando mayor popularidad debido al incremento de usuarios, el aumento de las velocidades de internet, la mejora y accesibilidad a dispositivos tecnológicos, aunque por contra tiene que necesitarás un buen equipo infofrmático y los conocimientos y recursos apropiados para crearlo.

Lo mejor es empezar centrándose en el desarrollo de artículos interesantes e imagenes atractivas que ayuden a asentar tu proyecto, y más tarde pasar a formatos multimedia, como videos.

¿Por qué WordPress es la herramienta más popular para crear páginas web?

Para quienes no lo sepan, WordPress es el gestor de contenido más utilizado en el mundo para crear páginas webs con extremada sencillez.

La principal ventaja que aporta WordPress es que no necesitamos escribir ni conocer ningún tipo de código, ya que este gestor de contenidos se encarga de dar una interfaz gráfica desde la que administras todo tu sitio web sin que tengas que lidiar con dificilísimos lenguajes de programación.

¡Ojo! - 2017.04.02Hay algo que lleva a confusión a muchísimas personas, y es que piensan que es lo mismo wordpress.com que wordpress.org. Mientras que el primero es una plataforma mucho más limitada, el que nos interesa es wordpress.org, que permite descargar e instalar los archivos en nuestro propio alojamiento web.

Simplemente debes instalarlo una vez y ya tendrás listo un panel de control desde el que administrar todo tu sitio web.

Lo que la gente cree que es” VS “Lo que realmente es

Los 2 factores básicos de los que depende tu éxito con WordPress

  • Plantillas: Las plantillas son temas completos que darán vida a la interfaz del usuario que visite tu página web. Hay que ser cautelosos a la hora de elegirla, ya que para que nuestra web sea lo más profesional no basta solo que el diseño sea bonito, sino que se adapte a nuestras necesidades y que ofrezca una experiencia agradable al usuario.
    Aunque existen plantillas gratuitas que están muy bien para empezar, quizá tu página web tenga tanto éxito que pronto requieras de una plantilla de pago. En cualquier caso, podemos encontrar plantillas estupendas por unos 59 $ que harán que tu web no tenga nada que envidiar a la de las grandes empresas que se te ocurren. Mi recomendación es que busques una gratuita para empezar, ya que en cualquier momento puedes cambiarla sin perder nada de tu trabajo.
  • Plugins: Son el otro brazo de toda página en WordPress. Si para ofrecer un usabilidad excelente necesitamos un diseño optimizado, con los plugins añadiremos funcionalidades extra de manera muy sencilla. El catálogo de plugins para WordPress es extensísimo, por lo que muy raro debe ser lo que buscas para no encontrarlo.
    La gran mayoría de plugins son gratuitos. Es el caso de  WooCommerce, que te permite crear una tienda online completa con unos cuantos clics.
    Existen plugins para todo lo que puedas imaginar: desde para maquetar páginas, a gestionar la versión caché de tu página para que cargue más rápido o para añadir botones sociales que permitan a los usuarios compartir los contenidos. Según algunas variables como demanda, utilidad, especificación o soporte hace que algunos plugins puedan ser más caros, pero esto no te debe preocupar ahora, ya que, para empezar, te aseguro al 100 % de que no vas a necesitar pagar por esto.

Los beneficios de WordPress son múltiples, pero destacan especialmente su facilidad de uso y los resultados tan extraordinarios que ofrece.

Crear una página con WordPress no supone ninguna dificultad, ya que con su extensa comunidad, podremos crear nuestro propio sitio web con todos los respaldos.

9 sencillos pasos para crear una página web profesional sin quebraderos de cabeza

Crear una página web es un trabajo serio, por eso es lógico que de cara a alguien que está pensando en dar sus primeros coletazos como blogger necesite de un guión o secuencia que le ayude a maximizar el rendimiento de su proyecto.

A continuación te contaré la secuencia orden-paso para la puesta a en funcionamiento de cualquier página web.

  1. Averigua cuál es tu gran propuesta de valor
  2. El usuario siempre es lo primero
  3. Elige la arquitectura web que mejor se adapta a tu idea
  4. Piensa bien en la arquitectura de tu página web
  5. Prepara tus contenidos
  6. Registra tu dominio y alojamiento
  7. Instala y configura WordPress
  8. ¡Empieza a publicar!
  9. Impulsa las fuentes de tráfico

Aunque puede seguir el orden que desees, haciéndolo como te indico conseguirás aumentar las probabilidades de que tu página web esté lista cuanto antes.

1. Averigua cuál es tu gran propuesta de valor

Lo primero de todo es definir qué es eso tan maravilloso que queremos compartir con el mundo.

Para hacer una página web de buena calidad lo primero que debes conocer es cuál es el propósito más último de tu página web.

La mayoría de las webs tienen como objetivo ser la referencia de algo en concreto en el sector. Esto pueden ser muchas cosas, pero en cualquier caso, casi siempre tienen como misión sacarle rentabilidad económica.

Que tu página web genere dinero no solo es importante para ti, sino que resulta crucial para poder seguir invirtiendo en ella con el objetivo de hacerla crecer al máximo.

Para generar ingresos con una página web, existen varias formas que se resumen a:

  • Vender nuestros propios productos y servicios.
  • Vender los productos y servicios de alguien más.

El término “vender” no debe llevar a confusión al querido lector, puesto que no se trata simplemente cambiar productos o servicios por dinero, sino asentar tu página web como un sitio de autoridad dentro de tu sector.

Ya sea que ofreces artículos gratuitos o alguna guía en PDF, lo importante es que se traten de recursos valiosos que sean de utilidad a tus usuarios, ya que ellos son los veraderos reyes de tu web.

De tu propuesta de valor dependerá el método de monetización, es decir, la manera en la que conseguirás que tu página web empiece a darte dinero, ya sea por la propia actividad dentro del sitio, o bien impulsando las ventas de tu negocio offline, etc.

2. El usuario siempre es lo primero

De nada sirve tener una página web espectacular o de llenarlo de muchísimo contenido de calidad si este no es atractivo para tu público objetivo.

Una vez definas lo que vas a ofrecer, es importante dirigirlo a la audiencia correcta.

Convencer: Lo que cuentas en tu página web debe resultar creíble. No solo los contenidos tienen una importante relevancia, sino que cada detalle de tu página web dirá algo de ti. Convencer a alguien con nuestras ideas es más sencillo de lo que se piensa: tan solo debes asumir que tú mismo te creerías si te leyeras.

Piensa en alguien que no tiene ni idea de lo que estás hablando. La realidad es que el ecosistema de una página web se define por tres simples pasos:

  1. Dar respuesta a sus inquietudes para que nos visiten.
  2. Ser realmente útiles para que les guste.
  3. Enganchar a nuestros usuarios para que regresen.

Generalmente, los sitios webs más rentables de internet se centran en dar a conocer tu propio producto o servicio mediante un sistema de automatización que permite al propietario generar ingresos mientras que él se dedica a otra cosa.

También puede ser utilizada como trampolín para conseguir tu meta, darte a conocer o cambiar algo en la mentalidad de las personas, pero, por supuesto, ganar dinero suele ser lo que más atrae a quienes se embarcan en cualquier proyecto online.

3. Elige el tipo web que mejor se adapta a tu idea

En función del tipo de proyecto que quieras lanzar, deberás enfocar tu página web en uno u otro sentido.

En la actualidad existen diversas actividades que requerirán de unos recursos determinados en función de lo que busques.

Elige el tipo de web:

  • Blog: donde podemos ir publicando artículos de interés con nuestros usuarios.
  • Tienda online: donde vender productos físicos o digitales.
  • Página web para tu empresa física: como complemento al negocio físico, una página web genera confianza, transparencia y credibilidad.

Estos son solo algunos ejemplos más populares. No obstante, aunque los límites los pones tú, elegir correctamente el enfoque te ayudará a maximizar la consecución de tus objetivos.

4. Piensa bien en la arquitectura de tu página web

Antes de hacer nada, intenta crear un boceto en un papel de cómo será tu página web.

Arquitectura tradicional de una web de afiliados

Por lo general una página web se compone de una arquitectura basada en el siguiente esquema:

  • Página de inicio o home: Es la página principal a la que acceden tus usuarios para visitar el resto de la web.
    Dependiendo de tu tipo de proyecto, puedes usarla para mostrar las últimas novedades, los artículos más visitados o crear una landing page (o página de desitno) para conseguir una acción concreta de tus usuarios.
  • Páginas: Son páginas, como la principal, que creamos para mostrar información al usuario sobre alguna cuestión en concreto, como una oferta o la descarga de algún recurso.
  • Categorías: Son las diferentes secciones que engloban entradas similares dentro de tu página web. Por ejemplo, en un blog de hechizos, las categorías podrían ser: hechizos de amor, hechizos de suerte, hechizos de dinero, etc.
  • Entradas: Se refiere a cada uno de los artículos que publiques. Las entradas se organizan dentro de las categorías, de manera que visitando una categoría, el usuario tiene acceso a todas las entradas relacionadas.

5. Prepara tus contenidos

Un error que comete mucha gente es dejar esto para el final.

Tener listo todo lo que vayas a publicar no solo resulta más cómodo, sino que además te permite optimizar más tu tiempo.

Aunque, por ejemplo, para una web de noticias resulta imposible crear el contenido con antelación, puesto que las noticias van saliendo todo el rato, sí que puedes escribir unas 20 o 30 noticias de esta semana y poco a poco ir añadiendo más.

Lo recomendable es tener un contenido básico que permita a los usuarios ir conociendo tu proyecto y que vuelvan a por más cuando hagas las siguientes publicaciones.

También te servirá para entender mejor la arquitectura de tu página web, ya que es mucho más fácil crear las categorías cuando ya sabemos los contenidos que tenemos.

Si puedes, crea todo tu contenido al principio, dependiendo de tu proyecto necesitarás más o menos trabajo, pero adelantar todo lo que puedas al comienzo te permitirá programar la publicación de los artículos para conseguir una mayor eficiencia.

6. Registra tu dominio y alojamiento

Esta es la parte que más asusta a la mayoría de las personas.

Aunque, ciertamente, se trata de la parte menos atractiva de todos.

Para que nuestra página tenga un aspecto profesional, debemos buscar un hosting que permita que nuestra web se descargue rápido en el navegador de los usuarios, y también un dominio .com.

No voy a extenderme demasiado en este apartado, puesto que hace un tiempo escribí un artículo con todos los datos que necesitas conocer sobre dominios y alojamiento.

7. Instala y configura WordPress

Ya que sabemos que WordPress es el gestor de páginas webs por excelencia, lo mejor es exprimirlo al máximo.

Versatilidad, rapidez, diseños atractivos, adaptabilidad, etc. son tan solo algunas de sus ventajas.

Al tratarse del gestor de contenido más popular de internet, esto significa que existe una enorme comunidad que trabaja detrás de él para ofrecer funionalidades cada vez más avanzadas y útiles.

Una vez consigas tu hosting y tu dominio, instalar WordPress es realmente sencillo. Generalmente deberás entrar en Softacolous y darle a instalar. En pocos minutos ya podrás acceder a tu web desde WordPress y empezar a construir tu página.

Al instalar WordPress, se activará una plantilla por defecto. Desde el propio WordPress podrás cambiar la plantilla o descargar otra gratuita que te guste más. Sin embargo, si lo que buscas es una plantilla más profesional, puedes comprar una en Themeforest.

Una vez tengas instalada tu plantilla, deberás incluir algúnos códigos de seguimiento que conectarán tu página con algunos servicios, como Google Analytics o Facebook.

Desde la seción Plugins puedes instalar, activar, desactivar o eliminar plugins. Como ya te he dicho, de ti depende elegir los que más te convengan.

8. ¡Empieza a publicar!

WordPress permite la creación y modificación de páginas y entradas de manera muy práctica.

Existe un plugin de pago, llamado Visual Baker, que permite crear páginas webs en una interfaz gráfica, de manera que arrastras los elementos y los modificas usando tu propio ratón.

También podrás programar la publicación de entradas y páginas, de manera que podrás dejar todo listo para que se publique cuando elijas.

9. Impulsa las fuentes de tráfico

Una web de éxito se caracteriza por ser capaz de atraer usuarios de manera natural por sí sola, sin embargo, aunque esto suele ser muy efectivo, también es cierto que se trata de un proceso muy largo. Por eso, muchas personas que no quieren esperar largos meses, deciden darle un impulso extra atrayendo visitas con diferentes métodos. Por general, todas las fuentes de tráfico se pueden reducir a dos:

  • Fuentes de tráfico de pago: Anuncios en Facebook, Google, Twitter, etc.
  • Fuentes de tráfico gratuitas: SEO, redes sociales, tráfico directo, etc.

Para empezar, las fuentes gratuitas son una excelente opción, aunque siempre puede venir bien impulsar nuestra web con algo de dinero.

Entre las fuentes de tráfico gratuitas encontramos:

  • Google: Seguramente hayas oído hablar del SEO o de la optimización de motores de búsqueda. Hacerlo es más sencillo de lo que cuentan: tan solo céntrate en crear contenido de calidad, dirigirlo a una audiencia rentable y optimizar tu web para que la navegación sea sencilla a la vez que lo más rápidamente posible. Es el método más rentable de captar a los usuarios, pero también el más costoso de optimizar. Tener nociones sobre cómo funciona y qué debes hacer para conseguir uno de los primeros resultados de cada búsqueda.
  • Redes sociales: Realmente rentable para la mayoría de los negocios. Crea una página en Facebook sobre tu web y un perfil en Twitter, y empieza a compartir contenido en ella para conseguir seguidores que se conviertan en usuarios de tu web.
  • Tráfico directo: Quizá sea el más dificil de conseguir, así que al principio no debes preocuparte mucho por él. Con el tiempo, cuando desarrollas una marca con la que un grupo de usuarios se pueda sentir identificado, es posible que los usuarios empiecen a regresar por si solos.
  • Links en otras páginas webs: Aunque puede ser efectivo si apareces en una web importante, los resultados son solo momentaneos. Conseguir links en otras páginas webs, más que para conseguir nuevos usuarios, se suele utilizar para conseguir “reconocimiento” por parte de Google para que nos coloque en posiciones más altas de su buscador. Esto es algo que tendrás que hacer si quieres que empiecen a llegar.

Aunque para crear una página web de éxito se necesitan dos ingredientes esenciales: iniciativa y constancia, bien es cierto que siguiendo el guión que te he presentado, espero que la desconocida tarea de crear una página web se vea considerablemente facilitada.

¡Buena suerte con tu web!

Hazlo Fácilmente