Cómo respirar correctamente

¿Sabías que tu respiración afecta tanto a tu digestión como a tu corazón o a tu sistema nervioso? ¿Creías que la respiración no tenía nada que ver con el mantenimiento para el adecuado funcionamiento de tu cerebro y tus músculos? ¿Quieres comprobar cómo respirando bien puedes llegar a sentirte una persona mucho más feliz sin tener que hacer grandes sacrificios?

La respiración nunca cesa. Lo hacemos casi siempre de manera inconsciente, pero en ella se involucran aspectos tan importantes en nuestra vida, como lo son el sueño o nuestro humor. La respiración está relacionada incluso con el desarrollo de tus dientes y la estructura facial.

No resulta de extrañar que ahora quieras saber cómo puedes mejorar tu respiración para que seas tú quien experimente en primera persona todos los efectos de respirar correctamente.

Además de más energía, una salud reforzada o una mayor armonía en tu vida, aprender a respirar adecuadamente te servirá para eliminar la ansiedad, el miedo y mejorar tus relaciones interpersonales. En definitiva, conseguirás una vida más feliz en todos los sentidos.

La respiración consciente: qué es y cómo te ayuda

Hemos hablado de respirar correctamente, pero realmente ¿cómo lo podemos hacer?

Evidentemente, nuestro cuerpo tiene un diseño, donde se incluye el proceso de la respiración. Para respirar bien tan solo debemos aprender a respirar de una manera psicológicamente óptima para nuestro cuerpo.

La mayoría de las personas tienden a tener problemas para respirar, como la respiración excesiva, donde el individuo retiene la respiración y respira de manera superficial.

Sin ninguna duda, para solucionar este tipo de cuestiones se suele recomendar la práctica de la respiración consciente, mediante ella podrás reconfigurar tu manera actual de respirar.

Pero, ¿por qué es tan importante respirar bien?

regresar al menú ↑

Consecuencias de una respiración deficiente

La realidad es que una respiración inadecuada puede desencadenar en complicaciones y efectos que pueden comprometer tanto nuestra salud como bienestar. Estas son algunas de las más importantes.

Desequilibrio del sistema nervioso

Cada una de nuestras respiraciones tiene un efecto inmediato en el organismo.

La respiración resulta imprescindible para mantener nuestro cuerpo en su justo equilibrio. Unos hábitos incorrectos a la hora de respirar se puede traducir rápidamente en unos niveles más altos de estrés.

Cerramiento de las vías respiratorias

Lo que hace más difícil que el aire siga su transcurso hasta los pulmones. Esto hace que tengamos que esforzarnos más al respirar y hacerlo más rápido ante el mismo esfuerzo.

Obstrucción de los vasos sanguíneos

Puede influir en un aumento de la tensión sanguínea y conllevar problemas de corazón.

Producción de menor energía

Si la respiración no es buena, entonces nuestro cuerpo no tendrá la capacidad para llevar el oxígeno a las células. Las células se estresarán y se centrarán en sobrevivir, en lugar de potenciar su propio desarrollo.

¿Qué organos necesitan un consumo masivo de oxígeno?
Todos y cada uno de los procesos que tienen lugar en el interior de nuestro cuerpo dependen de un único elemento: el oxígeno.

Alguno de los órganos que trabajan intensamente con el oxígeno son:

El cerebro

Necesita más de un 20 % del oxígeno que respiramos. Cuando se reduce este número es cuando el cerebro empieza a ralentizarse. Piensa que el cerebro regula muchas otras funciones del cuerpo, por lo que una correcta respiración también las afecta a ellas.

El corazón

El corazón se encuentra en constante movimiento, por lo que entendemos que se trata de un gran consumidor de oxígeno. Cuando el corazón se ve afectado por nuestro modo de respirar es cuando desemboca en una mala circulación sanguínea, lo que da como resultado que las extremidades (manos y pies) se sientan fríos.

Los músculos

La rigidez muscular es a causa de una reducción de oxígeno, por lo que nuestros músculos serán menos resistentes y se cansarán más rápido.

regresar al menú ↑

Los 5 simples principios de una respiración eficaz

Como puedes ver, una respiración incorrecta conlleva más efectos adversos de los que podríamos imaginar.

Por suerte, existen 5 principios muy sencillos que si los sigues conseguirás optimizar tu respiración y disfrutar de todos los beneficios que eso significa.

Usa la nariz para respirar

La nariz es el canal por el que debe entrar y salir el aire. Tu nariz es como el lugar de refinamiento donde se preparara el aire que va a llegar y se facilita la marcha del que sale.

Cuando respiras con la boca, los pulmones reciben más aire sin filtrar. Este aire puede estar contaminado, ser de baja calidad, frío, seco o lleno de virus y bacterias. El primer paso entonces es respirar por la nariz.

Si sientes que te es imposible respirar por la nariz manteniendo la boca cerrada no tienes que preocuparte. Seguramente sea porque has pasado tanto tiempo respirando por la boca que ahora tu nariz ya se ha adaptado. Por lo general no necesitarás más de dos días para acostumbrarte a esta sana manera de respirar.

Si pasado este tiempo sientes que no puedes respirar correctamente por la nariz, quizá necesites visitar a un médico, para que te ayude a descubrir si existen tratamientos disponibles para tu caso, ya sea una intervención quirúrgica o el uso de un dilatador nasal reutilizable.

Recuerda que tienes un diafragma

Todo el aire que respiras debe bajar en dirección al estómago. Tu respiración debe involucrar, además de al diafragma, a los músculos localizados en el abdomen, pecho, cuello y hombros.

  • Aproximadamente un 75 % de la inhalación debería estar hecha por el diafragma, de modo que tu respiración sea la mejor. Estas son algunas de sus características:
  • Ayuda a los pulmones en el intercambio de gas y hace más eficiente el tránsito del aire.
  • El diafragma masajea tu hígado, estómago e intestinos y le da un equilibrio a los órganos.
  • El sistema linfático juega un papel primordial en nuestro sistema inmunológico, ya que se encarga de eliminar residuos de los intestinos.
  • Los esfuerzos musculares funcionarán mejor, ya que con una correcta respiración no harás que los músculos realicen un trabajo innecesario.
  • Cuando consigas relajar el pecho, lograrás que tu cuello y hombros también lo hagan, lo cual reducirá el riesgo de dolor en esas zonas.

Respira relajadamente

Casi todas las cosas funcionan mejor cuando las hacemos de manera relajada.

Ten en cuenta que nuestra respiración es un reflejo de nuestros pensamientos, sentimientos y del estado de nuestro cuerpo. Lo que significa que al exponernos a situaciones estresantes para nosotros también estaremos estresando nuestra capacidad de respirar. Es entonces cuando se genera una carencia de oxígeno en el cerebro que puede desencadenar en más estrés.

Una vez hayas tomado el control de tu respiración es cuando podrás sentirte más relajado, y rápidamente esto se notará en tu salud, en tu mayor energía y en la gran facilidad para sentirse feliz.

Respira rítmicamente

Todo el Universo tiene un ritmo inequbrantable. Tan solo tenemos que pensar en las olas del mar, en las estaciones del año o en las fases lunares

El organismo de las personas no iba a ser distinto, ya que si el ritmo de nuestro corazón y de nuestro cerebro también se pueden medir, ¿por qué iba a ser diferente con nuestra respiración?

Las hormonas de nuestro organismo regulan los ritmos naturales que debe seguir nuestro cuerpo, como en el caso de la melatonina, que se libera cuando nos vamos a dormir.

Una respiración óptima también debe encontrar un ritmo que le garantice bienestar. Cuando todo está en su sitio, el cuero ofrece su mejor versión.

Respira silenciosamente

Toser o roncar son indicadores de que nuestra respiración no está optimizada.

Es fácil ignorar esos sonidos que estamos haciendo, pero esas respiraciones siguen un patrón que contiene una gran cantidad de elementos que perturban a nuestro cuerpo.

Antes de estornudar o toser solemos tomar una gran bocanada de aire que nos hace terminar teniendo una respiración irregular. Roncar, por su parte, es un fenómeno que nos hace respirar más rápidamente.

Mucha gente respira a mayor velocidad y más alto cuando hablan. Todos estos sonidos y palabras pueden conllevar a mantener una incorrecta respiración.

regresar al menú ↑

5 asombrosas maneras de respirar adecuadamente

A continuación descubrirás los consejos más revolucionarios que te servirán para mejorar tu respiración y, por ende, para mejorar tu calidad de vida en general.

Respiración consciente

Hay que reconocer cómo respiramos a lo largo de las diferentes partes de nuestro día. Un truco muy útil para hacerlo consiste en programar la alarma para que suene cada hora. De esta manera no nos olvidaremos de comprobar cómo llevamos nuestra respiración, y podremos ajustarla en caso de que nos desviemos del patrón saludable.

regresar al menú ↑

Respiración por la nariz

Con la boca cerrada y la lengua pegada en el paladar te asegurarás de que la respiración tome lugar mediante la nariz. Si tu nariz está obstruida, entonces haz un enjuague sinusal. Si te cuesta respirar por la nariz cuando haces ejercicio, duermes o eres una persona mayor, entonces un dilatador nasal reutilizable quizá te sea de gran ayuda.

regresar al menú ↑

Exhalación extendida

Una exhalación extendida ayuda a mejorar la relajación y hace que las inhalaciones profundas sean mucho más rítmicas. Para una respiración óptima, la inhalación tendría que durar entre 2 y 3 segundos; mientras que la exhalación debería hacerlo entre 3 y 4 segundos. Recuerda dejar una pausa de 2 o 3 segundos entre ellos.

La exhalación extendida tiene efectos positivos en la inhalación, ya que la hace mucho más profunda.

regresar al menú ↑

Correcta postura corporal

Una correcta posición de tu cuerpo te ayuda a respirar mejor debido a que el diafragma dispondrá de mayor espacio para hacer su función. Esto también influirá en tus pensamientos y sentimientos de manera positiva, lo que hará, que al mismo tiempo, puedas respirar mejor.

regresar al menú ↑

Cuerpo consciente

Se consciente de que tanto tu cuerpo como tu mente se pueden estresar o relajar dependiendo de la situación. Un cuerpo en un ambiente cómodo hace que sea más fácil mantener una respiración rítmica y relajada.

Hazlo Fácilmente