Cómo quitar el insomnio

¿Cansado de dar vueltas en la cama esperando que el sueño llegue a ti? ¿No sabes de qué postura ponerte porque ya has probado todas para conciliar el sueño? ¿Te desespera ver cómo pasan las horas y sigues sin poder pegar ojo por mucho que pase el tiempo? ¿Te pasas las noches contando ovejas o visualizando lugares agradables y dormir se convierte en algo imposible de conseguir?

El insomnio es el desorden de sueño más común que se caracteriza por no poder dormir o tener un sueño muy ligero.

Los problemas, el estrés, la ansiedad y la depresión son algunas de las causas más frecuentes en este problema, sin embargo, estilo de vida, el clima, el entorno y el cambio de horario son otros factores que influyen a la hora de dormir.

“El arte del descanso es una parte del arte de trabajar”. – John Steinbeck

La mayoría de nosotros hemos experimentado algún episodio de insomnio y sobrevivido a él. Lo importante es ponerle remedio lo más temprano posible para no dañar nuestro organismo.

11 trucos súper efectivos que te ayudarán a dormir mejor esta misma noche

Dormir bien y descansar es esencial para la actividad física y mental de las personas, por ello te dejamos una serie de técnicas para combatir la dificultad de sueño.

1. Ignora al insomnio

Si de algo sirve pensar en algo es para alimentarlo, y en este caso focalizarnos en nuestra falta de sueño tan solo hará que nuestro insomnio sea mayor.

Ya sabes lo que dicen: si no puedes vencerlos, únete a ellos. Asumir que tienes insomnio quizá es lo único que necesites para conseguir dormir.

2. Bebe leche caliente

La leche contiene melatonina, una hormona llamada que se relaciona con el sueño profundo. Es efectiva para combatir el insomnio y otros problemas para dormir.

3. Evita el ejercicio antes de dormir

A partir de las ocho de la tarde evita realizar una intensa actividad física, ya que el deporte libera endorfinas que te hacen permanecer activo y te dificulta conciliar el sueño.

Sin embargo durante el día sí es muy recomendable para liberar estrés y gastar energía, lo que te permitirá llegar más cansado a la cama.

4. Elimina las siestas

Procura evitar las siestas durante el día. Con una siesta de treinta minutos corres el riesgo de entrar en un sueño profundo y despertar sintiéndote más cansado y despistado.

5. Crea un ambiente de sueño adecuado

Es importante regular la temperatura de la habitación o ventilarla abriendo las ventanas minutos antes de acostarse.

Recuerda regular la intensidad de la luz y alejar dispositivos electrónicos como el móvil, la radio o la televisión  que pueden interrumpir tu descanso.

6. Ritual antes de dormir

Tener una actividad que realices regularmente antes de dormir puede ayudar a indicar a tu mente y tu cuerpo que es hora de dormir. Puede usar las técnicas de relajación que pueden ayudar al cerebro a desconectar.

7. Toma una ducha

El agua es un elemento natural que desde pequeños nos relaja. Una buena ducha de agua caliente es ideal para relajar los músculos e irse de la mejor manera a dormir.

8. Cena ligero

Las comidas pesadas unas horas antes de la hora de dormir pueden ocasionar indigestión y malestar. Esto es lo último que queremos para irnos a descansar. Opta por verduras, fruta o lácteos.

9. Evita los estimulantes

El alcohol, la cafeína y la nicotina están bien establecidos como químicos que interrumpen el sueño. El café, el té negro, el té verde, el chocolate caliente, las barras de chocolate amargo, el azúcar, la mayoría de los refrescos y las bebidas energéticas son fuentes de cafeína.

10. Valeriana

Beber una infusión o té  de valeriana por las noches es lo ideal para irte a dormir. La valeriana tiene propiedades sedantes, que ayudan a dormir más profundamente y a conciliar el sueño más rápido.

11. Aprovecha la música

Hay algunas melodías que harán que duermas mejor, sobre todo si es música clásica o sonidos de la naturaleza, como una cascada, el sonido de la lluvia, las olas del mar, los pájaros, etc.

Centra tu mente en la música y relájate, tu cuerpo se irá durmiendo poco a poco.

Hazlo Fácilmente