Cómo dejar de fumar

“La derrota no es el peor de los fracasos. No intentarlo es el verdadero fracaso”. Edward Woodberry.

¿Necesitas un cigarrillo para tomar un respiro? ¿Sientes esa necesidad de fumar y no puedes controlarla? ¿El tabaco domina tu vida? ¿No puedes salir a la calle sin ese paquete de cigarrillos? ¿Has intentado una y mil veces dejar de fumar con ningún resultado? Di basta.

Es el momento de coger las riendas de tu vida y demostrar quien tiene el mando. El tabaco crea la falsa ilusión de que lo necesitas para liberarte de tus problemas y tener un respiro pero lo cierto es que es falso.

Al igual que otras sustancias como el café o el alcohol, el tabaco es solo una herramienta más que hemos aprendido a usar como medio de huída al estrés y los problemas del día a día. También es muy común que esté presente en eventos sociales en los que  durante las conversaciones o charlas suele aparecer de manera inminente.

Fumar es una de las principales causas de enfermedades respiratorias, cardíacas, problemas en el embarazo, tumores cancerígenos y muchas otras afecciones, no solamente para los que fuman, sino también para los que comparten lugares con los fumadores. Cada vez se está prohibiendo más fumar en el lugar de trabajo y en otros espacios públicos.

En España se producen 40.000 muertes al año debido al tabaquismo, cerca de 3,5 millones a nivel mundial según los datos de la OMS. El 80% de ellas son por cáncer de pulmón, enfisemas o bronquitis, mientras que el 17% son causadas por paros cardíacos.

Sus componentes son altamente tóxicos y nocivos para la salud. Se han identificado más de 4000 elementos químicos en las partículas del humo del tabaco en las que 60 de ella son cancerígenas. Entre ellas podemos encontrar

Monóxido de carbono, amoniaco, arsénico, formaldehido, butano, cianuro, metano, cadmio, nicotina, benceno, radón, alquitrán, etc.

¿Por qué nos volvemos adictos a lo tóxico?

El tabaco puede ser tan adictivo como la heroína o la cocaína, según un estudio del Royal College of Physicians en el Reino Unido. El poder adictivo que posee se refleja en la cifra de los fumadores que quieren dejar el hábito y los que lo consiguen finalmente. Por otra parte, destaca el hecho de que, generalmente, los fumadores que han dejado de fumar han hecho varios intentos previos.

El elemento más adictivo es la nicotina, un estimulante que distribuye un neurotransmisor del  cerebro llamado dopamina, la cual genera una sensación de bienestar y placer en la persona. De esta forma los fumadores necesitan cada vez mayores dosis de nicotina para experimentar los mismos niveles de satisfacción.

Estos son los devastadores efectos del tabaco en tu cuepo

  • Pulmones: El tabaco produce una obstrucción crónica del pulmón, producida por la bronquitis y el enfisema creando dificultad respiratoria progresiva. Esta obstrucción se produce por el estrechamiento de los conductos de aire en los pulmones y por la destrucción de los alvéolos.
  • Corazón. Aumenta la presión arterial forzando al corazón a hacer un mayor esfuerzo, de manera que se incrementa el riesgo de enfermedad coronaria.
  • Cáncer: Las múltiples sustancias del tabaco son causa de los cánceres de pulmón, vejiga, riñón, laringe, faringe, esófago y páncreas.
  • Piel: Tiende a arrugarse y a surgir manchas en diferentes zonas.
  • Dientes y uñas. Dentadura: Los dientes se vuelven amarillos y se producen problemas de halitosis.
  • Fertilidad: La fertilidad de hombres y mujeres disminuye gradualmente, especialmente en el caso de los hombres, ya que puede surgir riesgo de impotencia.
  • Embarazo y parto: La probabilidad de abortos aumenta considerablemente en mujeres fumadoras. Además, pueden tener complicaciones durante el embarazo. Los niños con padres fumadores tienen el doble de probabilidad de sufrir infecciones respiratorias graves.

Stop al tabaco: 8 efectivos pasos para dejar de fumar

Dejar de fumar o dejar de usar tabaco libre de humo es difícil, pero cualquiera puede hacerlo. Abandonar el hábito de fumar es una meta difícil de alcanzar para la mayoría de las personas, pero no es imposible, todos pueden lograrlo con esfuerzo y compromiso.  Te damos unos consejos muy útiles para que dejar de fumar se convierta en un éxito.

1. Actitud positiva

Uno de los mejores métodos para dejar de fumar es hacer una lista con las ventajas de dejar de fumar. Escribe los motivos que te llevaron a tomar eta decisión y léelos varias veces al día. Puedes ponerlos en algún lugar visible para que siempre los tengas presentes. Tener una actitud positiva es esencial para alcanzar el éxito, ya que te ayudará a controlar tus pensamientos y llevar acciones en concordancia con ellos. Recuerda hacer afirmaciones y cambiar el “tengo que” por el “quiero”. Por ejemplo en lugar de “tengo que tirar el paquete de cigarrillos” di “quiero tirar el paquete de cigarrillos”. Esta forma de hablar en positivo es una herramienta muy eficaz para alcanzar tus metas.

2. Evita los peligros y las tentaciones

Quita ceniceros, mecheros, paquetes de tabaco y todo lo que se relacione con el hábito de fumar de tu entorno habitual. Algunos alimentos o bebidas como el alcohol o el café pueden debilitar tu fuerza de voluntad. Procura evitarlos o sustituirlos por otras bebidas como refrescos, agua, café descafeinado o zumos.

3. Pon una fecha

Decide un día exacto en el que digas “este es mi último cigarro” y comprométete a cumplirla.Dejar de fumar de golpe es mucho más eficaz que ir dejándolo progresivamente porque de esta última manera se va alargando en el tiempo de forma que se va justificando el hecho de seguir fumando y por tanto no resulta del todo eficaz. Muchas más personas han dejado de fumar de golpe que haciendo reducciones.

4. Ocupa la mente

Procura estar siempre ocupado para evitar las ganas de fumar. Por la tarde suele ser el momento más peligroso del día, ya que se suele tener más tiempo libre. Prueba cosas nuevas, un nuevo hobby, escuchar música, meditar, hacer yoga, ejercicio físico, un deporte, queda con alguien, sal a pasear, cuida de una mascota o llama a alguien y cuéntale lo que sientes. Cuando ocupamos nuestra cabeza con otras cosas disminuye la necesidad de fumar, puede que no desaparezca del todo, pero sí conseguimos que no sea lo único que tenemos en nuestra mente.

5. Controla lo que comes

Por lo general la mayoría de las personas tienden a subir de peso al dejar de fumar, esto es debido a que calman la sensación de ansiedad con comida, por lo que no es para nada beneficioso. Por eso es importante que controles tu dieta y los alimentos que consumen para cuidar tu salud y disfrutar de los miles de beneficios de tener una dieta equilibrada. Cambiar tus rutinas puede ayudarte adejar de fumar. Come varias comidas pequeñas en lugar de tres comidas grandes. Existen alimentos saludables que pueden hacerte sentir bienestar como el plátano con su contenido de triptófano produce un aumento de la serotonina y hace que nos sintamos bien. Al igual que las nueces, el aguacate, los frutos rojos, etc.

6. Mens sana in corpore sano

El ejercicio físico es nuestro mayor aliado en esta batalla contra el tabaco. La actividad física no sólo te ayudará a mantenerte ocupado, sino también a relajarte y a sentirte mejor.  Contribuye a establecer el bienestar mental, mejorando el pensamiento de la persona y la memoria, además de promover sensaciones como el optimismo. Ayuda a aumentar la autoestima incrementando el bienestar general. A nivel físico mejora la resistencia, aumenta la fuerza muscular y ayuda a mantener el peso corporal mejorando la flexibilidad de las articulaciones y fortaleciendo los huesos. Es una buena herramienta de escape que puede sustituir el hábito de fumar. En lugar de encender un cigarrillo mejor salir a correr, o con el dinero que gastabas en tabaco puedes emplearlo para apuntarte al gimnasio. Lo mejor del ejercicio es que puede realizarse con otras personas, por lo que favorece considerablemente las relaciones interpersonales y las habilidades sociales.

7. Refuérzate y concédete premios

Es importante que valores todo el esfuerzo que haces y cada paso que vas dando por minúsculo que sea, recuerda que todo es importante. Date caprichos, mímate y quiérete mucho. Regálate ese vestido que te enamoró en el escaparate, ese disco que tanto te gusta, ese masaje que siempre vas posponiendo o planea aquél viaje que tanto has hablado y aún no has llevado a cabo. Cada refuerzo que te des es esencial para que sigas avanzando y motivándote a medida que vas caminando hacia tu objetivo. Felicítate por tu compromiso y tu constancia, nadie te va a querer como tú te quieras.

8. Apóyate en los demás

No olvides que no caminas solo sino que estás rodeado de personas que están para acompañarte y apoyarte en este proceso. Tener el apoyo de tu familia y de tus amigos es muy importante. Puedes hablar y desahogarte cuando te sientas desbordado, esto te ayudará a liberarte y sentirte mejor. Cargar con una piedra no es lo mismo si la cargan más de uno.

Hazlo Fácilmente