Cómo aclarar la piel

El sueño de muchas personas es tener una piel perfecta: tersa y elástica, pero bien no saben qué hacer o hacen cosas que no son del todo efectivas.

Una piel clara y bonita es uno de los elementos principales que hacen bella a una persona. Una piel sana también te ayudará a verte mejor y más feliz, tanto por dentro como por fuera.

La forma en la que cuidas tu piel y la rutina diaria de tu estilo de vida son los principales predictores de la salud de tu piel.

Hay algunos indicadores que afectan a la calidad y a la textura de tu piel, como lo son el estrés, la falta de sueño, una dieta pobre, la contaminación, los daños de los rayos ultravioleta del sol, fumar en exceso o beber demasiado alcohol.

Como ya sabemos, existen infinidad de productos para el cuidado de tu piel que te prometen una piel clara y cuidada, sin embargo, a pesar de la existencia de estos caros productos, existen otros sencillos trucos naturales que, con la misma, o incluso mayor eficacia, te ayudarán a revitalecer y a aclarar tu piel sin dañarla.

A continuación te relevamos algunos secretos naturales para aclarar tu piel, que además te ayudarán a mejorar tu salud al mismo tiempo.

Aclarar piel naturalmente

El limón

Se trata de uno de los ingredientes más recomendados para mejorar la claridad de tu piel. El ácido cítrico que contienen los limones ayuda a mantener la piel clara y elimina las células muertas. Al contener vitamina C es muy beneficioso para luchar contra los puntos negros y colabora con el proceso de renovación de las células.

También tiene propiedades blanqueantes que te ayudarán a mejorar tu piel a nivel general.

Para mejorar tu piel con limón debes aplicar el jugo de un limón diréctamente sobre tu piel y dejarlo actuar durante unos 10 minutos. Después aclara con agua. Después puedes cortar unas rodajas de pepino y colocarlas sobre tu piel para rehidratarla. Puedes hacerlo cada día o cada dos días.

Otra opción es exprimir el zumo de medio limón y mezclarlo con dos cucharadas soperas de miel pura. Tras aplicarlo sobre la piel lo dejamos actuar durante unos 15 o 20 minutos. Después aclaramos.

Para exfoliar la piel podemos mezclar dos cucharadas de jugo de limón con dos de azúcar. Aplicamos sobre la piel y masajeamos en círculos. Lo dejamos reposar durante unos diez minutos y enjuagamos con agua tibia. Realiza este truco una vez a la semana y verás mejorar tu piel de manera sorprendente.

Cúrcuma

La cúrcuma es un fantástico antiséptico y un inigualable agente aclarador de piel que te ayudará a reducir y eliminar cicatrices y otras marcas.

Además, puede aliviar enfermedades de la piel, como alergias, inflamaciones o infecciones.

Para usar la cúrcuma debemos mezclar una cucharada de esta con suficiente jugo de piña para hacer una pasta. Después de aplicarla sobre la piel, dejamos que se seque por completo. Después la limpiamos con abundante agua templada. Puedes hacer esto unas dos o tres veces a la semana para reducir la aparición de espinillas en la piel.

Haz una pasta mezlcando cantidades idénticas de cúrcuma y harina de garbanzos y un poco de leche o agua. Lo aplicamos y esperamos hasta que seque. Aclaramos con agua tibia y actuamos con movimientos circulares. Hacer esto a una semana le dará a tu piel un aspecto brillante y unos tonos más claros.

Cómo aclarar la piel con miel

Para disfrutar de una piel clara, necesitarás ayudar a tu piel a estar bien hidratada. Por suerte, la miel es un gran hidratante que también posee propiedades antibacterianas, que resultarán ideales a tu piel.

Aplica la miel diréctamente sobre tu piel. Déjala secar de manera natural y entonces enjuágala con agua templada. Puedes hacerlo cada día.

Otra alternativa es mezclar dos cucharadas de leche y una de miel. Entonces, añadir harina de garbanzos y mezclar muy bien.

Puedes aplicarlo sobre tu piel y esperar unos veinte minutos para después enjuagar con agua caliente. Hazlo una vez a la semana y tu piel empezará a estar radiante en muy poco tiempo.

Aloe vera

No son pocos los beneficios atribuidos a esta planta. Posee propiedades antibacterianas que luchan contra la bacteria que genera el acné.

El aloe vera es antiinflamatorio y puede calmar tu piel irritada y a reducir las cicatrices. Además, hidrata la piel y estimula la genereación de nuevas células.

Si deseas usar aloea vera para aclarar tu piel, deberás cortar una hoja de esta planta y extraer el gel de su interior. Aplícalo diréctamente sobre la piel con ayuda de un poco de algodón. Déjalo secar durante media unos cuarenta y cinco minutos y entonces enjuágalo con agua templada. Puedes hacerlo varias veces a la semana.

Bicarbonato sódico

El bicarbonato sódico equilibra los niveles de pH de la piel, lo cual es importante para mantener una piel clara y sana. Además, sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias ayudan con los problemas de acné, espinillas y granos. También es un fantástico exfoliante que te ayuda a mantener la piel libre de suciedad, impurezas y células muertas.

Prueba a mezclar una cucharada de bicaronato sódico con una cucharada de agua o jugo de limón hasta hacer una pasta. Extiéndela sobre tu piel para exfoliarla y después aclárala con agua templada. Sigue este consejo durante dos o tres veces a la semana.

Otra forma de hacerlo es mezclando una cuchara de bicaronato sódico con otra de miel. Aplicar y masajear durante un minuto y lavar con agua tibia. Puedes hacerlo una vez a la semana para notar buenos resultados.

Pepino

El pepino tiene la capacidad de hidratar, nutrir, y posee grandes propiedades que son beneficiosas para la piel.

Puedes mejorar la apariencia general de tu piel y eliminar células muertas.

Para hacerlo, corta un pepino fresco en finas rodajas y frótalas sobre toda tu piel. Puedes dejarlo actuar toda la noche y labar con agua caliente por la mañana. Puedes hacerlo cada noche antes de irte a dormir.

También puedes hacerlo mezclando iguales cantidades de zumo de pepino y zumo de limón. Aplíca diariamente la mezcla sobre tu piel y después aclara con agua.

Hazlo Fácilmente