Cómo superar una depresión

1 Flares 1 Flares ×

“Hay heridas que nunca se ven en el cuerpo que son más profundas y dolorosas que cualquiera que sangre” – Laurell K. Hamilton.

La depresión es una de las enfermedades más frecuentes en todo el mundo, se calcula que afecta a unos 350  millones de personas.

Esta enfermedad afecta tanto al cuerpo como a la mente, provocando problemas en todas las áreas de la vida: trabajo, familia, amigos etc.

La depresión es una de las enfermedades más dañinas que existen, ya que va atrapando silenciosamente a la persona paulatinamente y de manera sigilosa.

Comienza quitando las ganas de disfrutar, de hacer cosas, encerrando a la persona con pensamientos negativos y, en los casos más graves, termina por eliminar el sentido a la vida, hasta el extremo de llevar a la persona al suicidio.

Esta afección es un trastorno que afecta al cerebro, alterando los neurotransmisores que se encargan de hacernos sentir bien como la serotonina y la dopamina.

Existen muchas causas que la provocan  desde factores genéticos, biológicos y ambientales.

Puede aparecer a cualquier edad siendo más predominante en las mujeres que en los hombres.

Es importante diferenciar entre tristeza y depresión.

Existe una confusión entre estos términos, por lo que es importante aclarar en qué consiste cada uno y las características más relevantes entre ellos.

En algunos casos es difícil diferenciar depresión y tristeza, ya que tienen muchas semejanzas, por ello vamos a aclarar algunos aspectos que nos indican cuando nos encontramos ante una persona triste y cuando se trata de un trastorno depresivo.

¿Cómo diferenciar la tristeza de la depresión?

Por un lado, la tristeza surge cuando pasamos por situaciones difíciles, dolorosas, frustrantes y de estrés como puede ser la pérdida de un ser querido, una separación, una ruptura amorosa, la pérdida de empleo, etc.

La tristeza es una emoción innata que experimentamos cuando pasamos por situaciones que calificamos como negativas.

Un estado de tristeza común es pasajero y no genera mayor importancia, por lo que no precisa de ningún apoyo profesional específico.

Por otro lado la depresión es una enfermedad en la que hay una tristeza crónica, de gran intensidad. Puede desencadenarse por los alguna causa en particular o puede que no exista una causa externa que la justifique.

Normalmente la depresión está asociada a otra serie de síntomas como puede ser la pérdida de peso o de apetito, la ausencia de energía y vitalidad, la desmotivación, la fatiga crónica, la incapacidad para sentir placer (adhedonia) y la continua aparición de pensamientos negativos y preocupaciones.

Estas personas son incapaces de enfrentarse ante situaciones normales que pueden ser superadas sin ningún obstáculo por cualquier persona que no padece esta enfermedad. De esta manera tienen deteriorado el sistema nervioso e inmunológico.

La depresión debe ser tratada por un especialista, debido a que afecta directamente a la calidad de vida de la persona.

Un diagnóstico adecuado y una terapia de reestructuración cognitiva determinan decisivamente la recuperación del paciente, aunque en algunos casos los especialistas pueden considerar necesario el uso de psicofármacos.

La tristeza puede convertirse en depresión cuando la persona se ve incapaz de afrontar su vida, las emociones la encadenan y los sentimientos negativos duran más tiempo de lo normal.

Los síntomas más frecuentes de esta enfermedad son:

  • Culpabilidad, enfado, rabia.
  • Pérdida de interés con cosas que antes le ilusionaban.
  • Pérdida del apetito.
  • Pérdida o aumento de peso.
  • Insomnio o dormir demasiado tiempo.
  • Sentir ansiedad y tristeza.
  • Dolores de cabeza y problemas de digestión.
  • Ideas reiteradas de muerte o suicidio.
  • Frustración e impotencia.
  • Sensación de estar vacío por dentro.
  • Aislamiento o búsqueda de la soledad.

En este artículo vamos a tratar las diferentes maneras de salir de un estado de depresión, por lo que si no sabes realmente si lo que tienes es realmente una depresión, te recomiendo que eches un vistazo al artículo en el que hablamos sobre cómo saber si tengo depresión.

Los 12 pasos para superar la depresión y comenzar a vivir feliz desde ya

Es cierto que la depresión es una patología que puede llevar a acabar con la vida de una persona, por lo que debemos llevar a cabo actuaciones para combatirla, dado que la actitud es la clave para salir de este laberinto de emociones.

  1. Aceptar la depresión. El primer paso para superar algo es reconocerlo y aceptarlo, por lo que dejaremos de autoengañarnos y ver la realidad a la que nos enfrentamos es imprescindible para poder poner medidas y soluciones.
  2. Acudir a un profesional médico. Un especialista en salud mental es la persona que puede realizar un diagnóstico preciso y riguroso acerca de nuestro estado mental.
    Por lo tanto debemos acudir a nuestro médico para que nos examine y, si es preciso, no derive al psicólogo o psiquiatra que nos va a asesorar sobre el tratamiento que necesitamos.
  3. Cuídate y mímate mucho. Procura tener la agenda llena de actividades que te ayuden a mantenerte activo y con la mente ocupada. Puedes planificar una agenda para toda la semana y así no tendrás excusa para quedarte parado. Al principio será muy difícil, pero una vez que empieces a realizar acciones comenzarás a sentir una gran mejoría.
  4. Tiempo para escribir y reflexionar. Escribir un diario es una de las cosas más sanadoras que existen. Ayuda a liberar, soltar y expresar pensamientos e ideas que se nos pasan por la cabeza, de esta manera también nos permite conocer cómo pensamos y de qué manera nos hablamos a nosotros mismos.
  5. Relaciones saludables. En la depresión se tiende a aislarse socialmente y permanecer en una profunda soledad.
    Por ello debemos hacer un esfuerzo y recurrir a las amistades, familiares, y en su caso, a la pareja creando un sentimiento positivo de confianza, cariño y amistad.
    Sentir el apoyo es esencial en la recuperación de las personas, ya que no hay nada más intenso que el sentimiento de amor.
    El simple hecho de hablar con alguien hace que no nos quedemos encerrados en los barrotes de nuestra mente, por ello tenemos que hablar como mínimo con cinco personas diferentes cada día. Si no podemos coincidir personalmente siempre podremos utilizar el teléfono.
  6. Fuera las relaciones tóxicas. Las relaciones tóxicas causan gran cantidad de dolor y malestar, por ello no podemos dejar que tengan lugar en nuestra vida, ya que estamos cuidándonos y sanando las heridas.
    Si hay cosas que te generan un problema en una relación lo principal es protegerte de cosas dañinas.
  7. Ejercicio. La actividad física nos ayuda a mantenernos saludables y mantener en armonía cuerpo y mente. Nos ayuda a mantenernos activos y concentrados, además de liberar tensión y estrés.
    Con solo 30 minutos al día nos beneficiaremos de una mayor estabilidad y bienestar personal. Puedes empezar por una sencilla caminata entre 20-30 minutos y cuando lo consigas puedes aumentar el tiempo o realizar otra serie de ejercicios.
    El gimnasio es otra opción muy aconsejable porque nos obliga a salir de casa y nos permite conocer gente nueva que puede aportarnos muchas cosas positivas. A medida que vayas avanzando encontrarás la motivación de ir superándote poco a poco y te sentirás más fuerte para hacer frente a los problemas.
  8. Yoga y meditación. La práctica de estos ejercicios genera increíbles resultados, ya que trabaja con el cuerpo y la mente y nos ayuda a desbloquear esos conflictos internos y valorar las cosas realmente importantes.
  9. Dieta sana. Recuerda que eres lo que comes por ello debes cuidar tu alimentación, para que te nutra el cuerpo y el alma.
    Tener una dieta saludable es una gran aliada para ayudarte a sentirte mejor mental y físicamente.
    Es posible que hayas perdido el apetito o nada te sepa bien, aún así intenta llevar un equilibrio nutricional comiendo 5 veces al día en pequeñas cantidades.
    No te olvides del desayuno, es la comida más importante del día y la que te brinda de energía para llevar a cabo tu día.
    Por otro lado es importante consumir una cantidad mínima de frutas y verduras y eliminar la comida basura, los azúcares y las grasas saturadas que no nos hacen bien.
    De vez en cuando es preciso darse algún capricho ocasional, lo que nos hará sentir mejor.
  10. Mejora tu imagen. Cuidar una higiene personal es fundamental para sentirnos bien porque es una manera de cuidarnos y respetarnos.
    En la depresión es común descuidarla, por lo que debemos estar muy atentos a ella.
    Ducharse a diario y lavarse los dientes son requisitos imprescindibles que debemos llevar a cabo.
    También vestirse de manera adecuada hace de manera inconsciente que aumente la confianza y el autoestima a la hora de salir a la calle.
    Es importante dar una buena imagen no por lo que piensen los demás, sino para lo que pensemos nosotros.
    Hay que tener en cuenta que estamos conquistándonos a nosotros mismos, por lo que debemos darnos una buena imagen.
  11. Sé positivo. Pensar de manera positiva te ayudará a ver la vida desde otra perspectiva.
    Volver a encontrar felicidad en las pequeñas cosas y sentirte reconfortado son algunas de las consecuencias de pensar en positivo.
    Si comienzas a actuar de manera positiva, te enfocará a las cosas del mismo tipo que pasamos desapercibidas.
    Para ello debes empezar a reconocer tus pensamientos negativos y reconfigurarlos hacia lo positivo, de esta manera te encontrarás mucho mejor.
  12. El sueño. Realizar las 8 horas mínimas de sueño es imprescindible para descansar la mente.
    Por ello es aconsejable tener una rutina de sueño acostándonos y levantándonos a la misma hora. Esto te hará sentir con menos cansancio y con más energía.

Siguiendo estos consejos descubrirás en muy poco tiempo lo útiles que son para sentirse mejor tanto por dentro, como por fuera. Sin embargo, solo de ti depende aplicarlos.

Mi consejo es que lo intentes y piensa que si has llegado hasta aquí significa que ya has dado el primer paso en tu de superar una etapa de tu vida que a todos nos gustaría dejar atrás.

Superar la depresión está en tu mano, y estoy completamente convencido de que en muy poco tiempo conseguirás empezar a sentirte mejor, ya que la felicidad está mucho más cerca de lo que pensamos.

1 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 1 1 Flares ×